miércoles, agosto 08, 2007

El polémico afiche del Festival de Lima

Luis Carlos Burneo ha colgado en su blog un video -que aquí reproduzco- donde entrevista a Alfredo Vanini comentando sobre el afiche del Festival de Lima, que actualmente se viene presentando en nuestra ciudad. Video que de seguro muchos ya vieron: Vanini analiza la gráfica de este afiche y concluye que es racista.


Yo no reiteraría algunos de los comentarios que, en su exalto –y por momentos exageración-, vierte Vanini, especialmente aquellos que retoman ‘etiquetas’ o frases que por su uso ya están totalmente vaciadas de sentido y son más cliché que otra cosa -como la originalísima 'izquierda caviar' y similares-, o las alusiones a la facultad de sociología de la PUCP, que en su repetición inútil y superflua corre el riesgo de reforzar vanamente una visión preconcebida y estereotipada, y que incluso podría caer en el mismo sesgo de prejuicio que se critica.

No obstante el señalamiento concreto que hace Vanini sí me parece pertinente y necesario de discutir. El afiche creado por Toronja, valgan verdades, establece dos presencias polares evidentes tanto en los gestos, el color y la posición de los personajes. Diferencia clara y que en verdad es innecesaria para comunicar aquello que se quiere decir del Festival (que es internacional, latinoamericano, que vienen diversos actores/directores reconocidos, etc.).


Y las interrogantes que se desprenden de todo esto son claras: ¿Por qué reducir de una manera tan drástica los biotipos físicos? ¿Y por qué colocar a estos biotipos diferenciados en actitudes tan mutuamente excluyentes? Es imposible no pensar que, en un país donde un gran porcentaje de personas tenemos rasgos o características del sujeto que le da la espalda al cine, nadie se vaya a sentir identificado y por ende ofendido.
Porque el mensaje que también parece desprenderse de la imagen es que el cine está allí para una minoría privilegiada –lo cual desde el punto de vista económico y social es una lamentable realidad-, pero más abruptamente aún: que a 'la función' solo están invitados algunos pocos. Y en ese caso el afiche se convierte –aún si es involuntario- en un cernidor que define quien está invitado y quien no, cómo debe lucir esa persona y qué tipo de rasgos étnicos son los adecuados.

Lamentablemente esos sentidos están allí, puestos en juego de diferentes formas. Y es claro que dependiendo de los ojos de quien los mire será menos o más evidente, y menos o más ofensivo. Son sentidos que escapan ya ahora, en medio de la discusión, a la intencionalidad original del publicista o de la agencia –que no la exime de su responsabilidad en su producción por supuesto- pero que sí deberían obligarnos a pensar nuevamente el poder de toda imagen.

Como productores de imágenes todos tenemos la responsabilidad crítica y ética de asumir las cosas que estamos diciendo, los modos en que lo decimos y las razones para hacerlo. Yo suelo pensar que en estos momentos de exacerbado desborde de la imagen, reproducida, multiplicada e infestada en todos los ámbitos de nuestro devenir cotidiano, uno debería procurar en este campo siempre decir lo mínimo. Mejor dicho: decir solo aquello que parezca que valga la pena ser dicho y visto. O mejor aún: decir solo aquello que nosotros consideramos puede marcar la diferencia crítica frente a esas otras cosas. (Y con ‘decir’ me refiero a comunicar, porque comunicar e intercambiar significados es de lo que se trata este negocio, como diría mi amigo Max).

Eso no significa que dejemos de tomar fotos para nuestro álbum personal. A lo que voy es que cuando, como productores de imágenes, decidimos poner algo en circulación en la esfera pública, algo que va a ser visto, compartido, discutido, analizado, debemos ser concientes de que ese algo está esencialmente allí para generar consecuencias. Es más, uno debería poner en juego ciertas ideas o conceptos pensando solo en sus consecuencias, en sus efectos, en lo que ello puede generar, revertir, transformar, trastocar en la sociedad, en la cultura o en el ámbito de la vida misma.
(Lo cual me recuerda de pronto que en el espacio joven de nuestras artes visuales hay aún mucha ligereza frente a las cosas que se dicen, y una desidia muy grande para entender que el sentido de algo no se acaba, sino que comienza allí donde el marco de la imagen termina.)

No se si es significativo o no el hecho de que las personas que están vinculadas a esta polémica pertenezcan lateral o transversalmente, o hayan compartido lugar o espacio, dentro del campo de las artes plásticas locales. Yo no dudo de la buena intención de Sandro Venturo –a quien se le alude en el video, amigo mío al igual que Alfredo Vanini-, y tampoco considero que de forma intencional Toronja haya construido este afiche intentando marginar, discriminar o segregar, pero sí me parece que el afiche reproduce –y devela, e incluso podríamos decir, refuerza- algo que está enraizado de una manera brutal en nuestro inconsciente social –si es que eso existe-, o en todo caso en cada uno de nosotros como individuos: la discriminación.

Obviamente centrar la discusión en un solo afiche ya podría pecar de ingenuo –y corre el peligro de parecer cargamontón- dada las múltiples otras formas de segregación, tan visibles como invisibles, que existen a diario en nuestro país. E incluso es evidente que este no es ni el primer, ni será el último, afiche/publicidad que nos permita 'discutir' el problema. Pero me parece importante mencionarlo y pensar una vez más sobre el grado de responsabilidad y exigencia crítica que todos debemos tener frente a la producción –y consumo- de imágenes.

20 comentarios:

El Loco Calato de la negliglú! dijo...

holas
a mi parece que esta imagen polémica o no, ha pasado bajo un previo análisis ya sea comercial, social o de impacto hacia el público y no creo que este elemento "racista" haya pasado desapercibido. No quiero actuar como "fiscal" de la imagen sino que por experiencia propia en la organización de eventos, toda imagen a exponer es rigurosamente examinada y me parece sospechoso si alguien quiere justificar como un "lapsus", un elemento visual parte de esta imagen discutida como "chocante" (por decir).
Para mi es un afiche racista al 50%.
Saludos
Felipe Mayuri Poma

Anónimo dijo...

disculpa, miguel, veo tu blog esporádicamente porque ya últimamente nadie puede tragarse lo que escribes. no sé qué te crees, especialista en semiótica o no sé. está bien que digas tu opinión, pero tampoco te creas el perfecto, me entiendes? porque no solo escribes malazo sino que caes recontra mal cuando intervienes en algo, quieres que la gente sepa que eres EL ÚNICO en el perú que lee, el único que sabe de arte, etc.debes ser más realista.

Miguel López dijo...

Agradezco los comentarios amables y no tan amables.
Es cierto lo que dices Felipe, definitivamente la imagen está construida para generar un tipo de impacto en el público, alguna identificación o cierta seducción que les permita consumir lo que el producto vende. Y como dices todos los elementos suelen ser pensados en este tipo de propaganda, pero es interesante también notar como hay ciertos significados que a veces se escapan a la mera representación e intencionalidad visual del afiche -asumiendo que no existe la voluntad de discriminar con la imagen-. Y son esos otros significados los que lo hacen 'polémico' o discutible.
De hecho no se trata solo de la imagen sino de la trama de relaciones que modelan su lectura. Creo que el análisis como tal no tendría sentido si fuera puramente iconográfico.
Saludos.

Miguel López dijo...

Agradezco también el segundo comentario aunque siempre prefiero que no sean anónimos los que opinan en mi blog, porque queda esa sensación de tirar una piedra y esconder la mano. Y así como yo sostengo mi opinión públicamente -en este blog pero también en otros espacios- me gusta saber a quien tengo de interlocutor.

Aprovecho entonces la oportunidad (o la excusa) para compartir algunas reflexiones personales. Concuerdo con mi interlocutor anónimo: yo también ando algo cansado de lo que escribo en el blog, y es que realidad siento que NO ESTOY escribiendo nada, o podríamos decir que muy poco. Porque tomar notitas de exposiciones y pegarlas no es el sentido que quisiera darle a este espacio. Cuando abrí el blog era con la voluntad de hacer circular ideas que a mi me parezcan pertinentes, relevantes, necesarias incluso. Y más aún ya que no encontraba ninguna presencia visible de artes plásticas en la blogósfera de entonces. Y era una manera otra de dejar fluir opiniones y textos que escribía por el mero placer de escribir, y de compartir también mis intereses e inquietudes con respecto al arte contemporáneo local.

Así, con el paso del tiempo y con las responsabilidades que fueron aumentando, mi participación real y discursiva en el blog fue amainando, a la vez que contradictoriamente me iba llenando de anuncios y notas tomadas de otros lados.
Y ahora en particular me veo medio atado, quisiera escribir un texto largo sobre la exposición de R. Quijano pero el tiempo honestamente no me da, y estoy así con muchas cosas. Tengo que irme de viaje en 20 días y ya estoy casi de cabeza. Sin embargo tengo la suerte de compartir mis entusiasmos generales y ánimos editoriales con diversos amigos con quienes vamos a empezar a editar, a la mala, una serie de documentos, conferencias, entrevistas, etc., que ojalá puedan agitar un poquito la discusión. No es excusa para dejar de escribir aquí, pero espero poder dedicarle más tiempo al blog.

Retomando el post anónimo, definitivamente no me creo 'el perfecto' y mis opiniones están muy lejos de serlas. Lo cual me recuerda que en los últimos meses he pensado mucho sobre mis carencias teóricas, al punto que he decidido ya hacer un alto para seguir formándome. Yo estoy en un momento de mi vida que exige que siga estudiando, y si bien el trabajo en la cancha es extraordinario y reconfortante, y a veces el mejor maestro, siento que debo volver nuevamente a las aulas y poner en discusión mis propias ideas y absorver muchas otras cosas, otras realidades, otros procesos. Así que espero concluir bien mis proyectos este año, terminar de afinar los que vienen para el próximo y ya entonces tener bien definido el lugar a donde voy a viajar a continuar estudiando. Me quedaría por esos lares pero me interesa especialmente la historia del arte, y una circunscrita a la discusión latinoamericana, lo cual lamentablemente no existe aún como posibilidad académica en nuestro país.

Y bueno tampoco estoy seguro de querer dejar en claro que soy 'el único' que lee, 'el único' que sabe de arte, o cosas así, porque no tiene ningún sentido dejar en claro algo tan insensato.
Y me parece más bien que esta una inmejorable oportunidad para señalar y agradecer a todas las personas que han compartido conmigo sus ideas y experiencias, y que me han permitido aprender de diversos modos de su propio trabajo, de su propia vida: esas oportunidades brindadas por amigos -o incluso por desconocidos- durante todos estos años con constantes retos que siempre han logrado poner en abismo mis opiniones y capacidades. Esos riesgos que decidieron correr conmigo han sido, en definitiva, los momentos más decisivos de mi aprendizaje. A todos ellos un inmenso gracias. Ellos sí que son un éxito.

Miguel López dijo...

Perdonen por desviar la discusión a un ámbito tan íntimo y lejano. Mejor volvamos al tema del afiche que ocupa este post.
:)

Anónimo dijo...

Hey Miguel, creo que tu trabajo de blogger es meritorio: reunir datos, difundirlos y, si alcanza al tiempo, comentarlos, es un esfuerzo que no hacen quienes como el anonimo de las 12:21 solo critican sin el minimo sustento. No te dejes desanimar por esos disparates ad hominem.
Y respecto al afiche, es tan retorcido (fuera de lugar, especioso y en mas de un sentido ofensivo) que seria analogo a tirar basura en la calle pretendiendo con ello llamar la atencion sobre la inoperancia del servicio de limpieza publica en Lima.
Saludos.

Mari dijo...

Hola Miguel, nuevamente para felicitarte por tu labor. Sabes que te apoyo y creo en ti. El comentario an�nimo descalific�ndote, es una perfecta ret�rica del tema tratado en este post. T� sabes que yo de pol�ticamente correcta no tengo nada y digo lo que creo. El afiche es absolutamente racista y malo. Todo lo dicho por Vanini (con quien he discrepado en ocasiones) me parece pertinente e importante de ser subrayado. Sobre todo lo del caviar de la PUCP. Las falsas solidaridades, las argollas, �las subcontrataciones abusivas�, el escalamiento de personajes sin ning�n tipo de acreditaci�n dan como resultado un p�ster tan mediocre y vergonzoso como este. Espero que esta vez Sandro Venturo no diga como en ocasiones anteriores, perjudicando el trabajo de Natalia Igui�iz (s� se�ores, mi prima, que yo no me ando con rodeos) que se trata de una provocaci�n (caso afiche �perrahabla�). Mi posici�n es clara, no hay sub textos y estoy abierta a la pol�mica. Basta de argollas y recomendaciones bajo la mesa, en el Per� se necesitan acreditaciones reales y profesionales de verdad. Por ello, y sabes a qu� me refiero, dejemos de dorar las p�ldoras y temer, que no pasa nada ni�os. La pregunta es, porque el p�ster ya sabemos que es malo �Qui�n comisiona estas cosas y con qu� criterios?

gabriel dijo...

" , este festival esta hecho pra gente "blanquita" con un nivel alto de ingreso económicos
y mira para que veas que no discrimino te pongo un bus en el que movilisas, y te pongo a ti pero de espaldas para no ver tu cara"
y el personaje de espaldas se aleja del centro cultural.

Max dijo...

Hola Miguel. Oye, realmente gracioso el “anónimo” pero de forma irónica. Te pregunta si te crees especialista en semiótica por lo del afiche. Osea, en el poster sale una gente nice que es la que va al cine y el único “cholo” da la espalda. Y resulta ahora que para ver eso que se ve a simple vista, hay que ser académico. Ya entiendo por qué te dice eso de ser el “único que lee,” porque dado el nivel de ignorancia de la persona anónima (y eso para no mencionar la falacia non sequitur de su primera línea), no hay duda que percibe eso. Ya entrar en disquisiciones sobre si, en todo caso, debería hablar de semiología y no de semiótica ya es too much.
Kisses.

Enrique Aguerre dijo...

Miguel

Tu trabajo en el blog es muy importante y a partir de tus reflexiones sobre cuál es el blog que quisieramos hacer y cual es el que podemos hacer voy a escribir un posteo en frontera_incierta.

Ánimo que necesitamos mucha gente como tú que comparta generosamente su conocimiento sobre las prácticas artísticas contemporáneas.

abrazo!

Daniel Contreras M. dijo...

oye hermano, tú sigue, recuerda aquello de: ladran sancho, señal de que avanzamos, o aquello otro de: la gente solo tira piedras al árbol que da frutos. Dos frases que aquí, más que nunca, son pertinentes. saludos.
d.

El Editor dijo...

Miguel, te sugiero nunca tomar en cuenta esa clase de comentarios. Tú das la cara al firmar tus textos, y un anónimo solo tira la piedra y esconde la mano (como tú dices). No te molestes en responder esos eructos cobardes.
Saludos
David

Miguel López dijo...

Bueno sí, en verdad no vale la pena responder tonterías, pero en este caso lo usé como excusa para escribir otras cosas que pasaban entonces por mi cabeza. Muchas gracias a todos por sus comentarios al respecto, tan dentro como fuera del blog. Resulta reconfortante compartir la voluntad de construir una escena a partir del diálogo y del intercambio.

Sobre el tema del afiche: Lo bueno que saco del asunto es que esto, de ser asumido de la manera correcta, podría/debería permitir una reevaluación o una mirada (auto)crítica tanto del Festival, su orientación, y de las personas que elaboran este tipo de estrategias comerciales. Aunque también resulta evidente que la construcción de la 'imagen' del Festival no depende únicamente de su gráfica.
En otros blogs (Cinencuentro; La habitación de Henry Spencer) se han publicado las cartas tanto de Sandro Venturo como de Alfredo Vanini al respecto por si les interesa leerlas.

Miguel López dijo...

Mi amiga Eliana me manda un link con una reciente publicidad de Intel también acusada de racista, la cual es descaradamente denigrante. Abierta la polémica la imagen ha sido retirada de circulación y el vicepresidente de marketing de Intel ha tenido que salir a pedir disculpas.
Ojo y cuidado con la publicidad como dice ese post... aquí el link:

http://juanmarketing.blogspot.com/2007/08/ojo-con-la-publicidad-racismo-en-intel.html

claudia dijo...

!

Justo yo te estaba diciendo ese día que que bien te había quedado el texto para "la prolongación del espacio". Sobre todo porque de tanto pensar lo fotográfico como un medio de expresión artística, había olvidado sus asociaciones con lo documentativo, como un registro de lo cognoscible. De hecho fue el enfoque preciso para poner en balance el trabajo de Salas/ La Rosa/ Nakama.

Anónimo, deduzco del hecho de que visites este espacio que te interesa el arte y la crítica, y en ese sentido, no te parece que sería más constructivo que citases los textos que te parecen mal escritos y recomendases lecturas o autores, o por lo menos, qué los mejorarian?

Frases como “tampoco te creas el perfecto, me entiendes?” no dicen mucho.

Anónimo dijo...

Miguel, simplemente activa la opcion que te permite revisar los mensajes antes de que aparezcan. No se trata de censurar sino de simple protocolo de blogs. Porque si no lo haces cualquiera puede postear aca insultos, difamaciones, usurpar nombres, etc. Conforme tu blog se haga mas conocido, aumentaran los comentarios ociosos y maliciosos anonimos.

Miguel López dijo...

sí, creo que voy a tener que moderar el espacio,
saludos
m.

Anónimo dijo...

Pues la responsabilidad que las personas deben tener sobre una imagen se puede medir desde la base cultural que poseen (llamase educación, interés, capacidad de crítica y análisis, etc). Es cierto que es parte del tema, pero no del sentido que tiene el afiche.

Siento que estás dandole poca importancia al afiche justificandote que existen otras formas de discriminación. El asunto es que ese afiche discrimina y los responsables de esas consecuencias son quienes lo produjeron y el CCPUCP, que no ve con buenos ojos compartir su vestival con salas de cine ubicadas como en la Biblioteca Nacional, y por qué no de algún cono de la ciudad de Lima.

Entonces, para no pecar de ingenuos, danos tu opinión respecto a la posición que crees pueda tener el CCPUCP acerca de exhibir las películas de su festival en los lugares antes mencionados. Ya no se trata de una perspectiva publicitaria sólamente, o de producción y consumo de imágen, ahora es la posición de los organizadores.

Te pregunto ¿crees que los organizadores del festival tienen una posición discriminatoria sobre algún sector social de la ciudad de Lima al no ver con buenos ojos que se exhiban en otros espacios sus películas, como lo comprueba Vanini ?

Romeo

DanielMartel dijo...

HOLA mi nombre es DANIELMARTEL soy un peruano que radica en NY y ultimamente me estoy volviendo un amante de los bloggers sobre todo de mi PERU.
Acabo de ver ESTE VIDEO y el senor que creo q se llama MIGUEL LOPEZ si no me equivoco... DICE UNA GRAN VERDAD ACERCA DEL AFICHE DE LA IMAGEN...la mayoria de las personas NO SON MESTIZOS NI CRIOLLOS el cual casi todo el peru lo son...pero si se ven personas mas que nada EXTRANJERAS con rasgos anglosajones PERO EN FIN ni en USA hay ese racismo PUCHA Y VER ESO EN LIMA ME DA PENA saber que hay gente como TORONJA que cree que esta en EUROPA.
Para terminar quisiera comentarle q en USA NY hay mas LATINOS, AFROS, CHINOS, INDUS que los mismos gringos.

GRACIAS
DANIEL MARTEL
www.nybellezalatina.blogspot.com

Elcheerenesto dijo...

Yo propongo en la proxima pelicula que se filme en la calle de lima, que vistan a los pirañas con buena ropa, que limpien las calles, que maquillen a los edificios, que saquen a las combis y en su lugar pongan un metro o subto, que quiten a los ambulantes y pongan quioscos parisinos, que los policias sean fornidos y guapos, con guantes blancos, que llueva o mejor que neve, blanca nevada sobre la plaza San Martin, si acaso se eprcibe un cerro a lo lejos que lo retoquen de verde con casas tarrajeadas, al menos, con balcones y terrazas que cambien el estadio nacional en post, por el alliance arena de munich y que todos sean blanquitos y felices.
NO mojen que no hay quein planche, Asi es Lima y asi es la realidad si van a analizar publicidad, sean objetivos. El piraña, sujeto, peruano, cholo, etc etc que salia en el afiche es reflejo de la realidad que pulula en cualquier esquina de Lima de ahi a decir que "que le da la espalda al cine"
"que es el único que no mira hacia el espectador" "que es una burla racista" Mas racista me parece haberlo notado. O acaso no fue en lo primero que se fijo todo el quinto de media del Villa Maria.
Asu mare que tal analisis para mediocre. Ya no deij en la pagina de LHHS.com (spencer) Vanini sabe tanto de publicidad como de sociologia, se ve.