jueves, febrero 07, 2008

Los artistas contra los angelitos

En la edición de hoy día jueves del periódico limeño El Comercio se puede encontrar el artículo que reproducimos a continuación. Si bien en un momento dado su redactor confunde a miembros del IAC con artistas visuales por lo demás sirve para tener una idea clara de los últimos acontecimiento alrededor del MAC-LIMA.

.................


ALCALDE DE BARRANCO INTENTA CLAUSURAR MUSEO MAC-LIMA

Los artistas contra los angelitos

MIENTRAS EL MUSEO DE ARTE CONTEMPORÁNEO REÚNE A LOS MÁS AUDACES JÓVENES ARTISTAS VISUALES EN LA MUESTRA "LA CONSTRUCCIÓN DEL LUGAR COMÚN", EL CUESTIONADO ALCALDE BARRANQUINO REINICIA SU BATALLA CONTRA EL PROYECTO

Por Enrique Planas

Ellos nos proponen un recorrido poco común para caminar en nuestra ciudad: los gabinetes botánicos de Miguel Andrade, los dibujos espaciales de Sergio Abugattas, una tan frágil como tensa estructura en madera sujetada por Víctor Castro, la gráfica de Elena Damiani que convierte todo un museo en una gran lámpara, los 20 tetraedros de hierro oxidado sembrados por Iliana Scheggia en medio de las estructuras. Estas y otras maneras de intervenir en el espacio en obras del Museo de Arte Contemporáneo (MAC-Lima) pueden apreciarse en "La construcción del lugar común", muestra que, para abrir la noche del martes, debió enfrentar a los agentes del municipio de Barranco y a un alcalde que se declara enemigo del proyecto.

Pero hablemos de la muestra: la misma está formada por intervenciones que --como explican los curadores Jorge Villacorta y Miguel Zegarra-- buscan "resignificar" el terreno con la obra inconclusa como una zona de encuentro. Las instalaciones, esculturas, videos y performances dialogan con el entorno a medio hacer y contrastan con la monumentalidad de las estructuras y sus jardines. Según los directivos del Instituto de Arte Contemporáneo (IAC), esta exposición precede al fin de las obras del MAC-Lima, que se reanudarán en abril y finalizarán en octubre.

Además de los artistas citados, en la muestra participan también Giuseppe de Bernardi, Nicole Franchy, Alejandro Jaime, Manuel Larrea, Christians Luna, Martín Jiménez Paz, José Carlos Martinat, José Luis Miyashiro y Raura Oblitas. Así, cientos de limeños, desafiando los ilegales arrebatos del alcalde Antonio Mezarina, recorrieron el martes por la noche las instalaciones durante la inauguración de la muestra, animada por conciertos de música y performances. Una muestra de que el MAC-Lima ha fortalecido su relación con la comunidad artística y su convocatoria vecinal.

Como toda muestra de este tipo, empero, siempre hay espacio para la polémica. Artistas mayores, como Ricardo Wiesse o Gino Cicarelli, cuestionaron la propuesta curada por Villacorta y Zegarra, y consideran el agotamiento de las instalaciones como discurso para el relanzamiento del MAC.


ANGELITOS NEGROS


Por su parte, entrando en el terreno de la matonería, Antonio Mezarina, alcalde de Barranco, cuyo único plan cultural es la confección de una serie de angelitos de yeso dispuestos a lo largo del bulevar Chabuca Granda, ha retomado su campaña para evitar que el MAC-Lima concluya su construcción.

Como se sabe, el alcalde ha hecho pública su posición de impedir la construcción del museo, y rechaza toda reunión pedida por los directivos del IAC. A mediados de setiembre pasado, resolvió unilateralmente el contrato para la construcción del museo, lo que llevó al instituto a iniciar un proceso penal por abuso de autoridad.

Mezarina ha propuesto a un pequeño grupo de vecinos destruir las obras avanzadas y reconstruir la demolida casona, convertida en fumadero en sus últimos años. En lugar de abrir las puertas al diálogo, manipula a personas para que se manifiesten frente al museo cada vez que este organiza alguna actividad. Una táctica de acoso a la que ahora se suma la desinformación: el municipio ha colocado enormes carteles que denuncian a "un grupo de empresarios" de "apropiación ilícita" del parque. Sin embargo, contra toda prepotencia, la muestra seguirá abierta al público todos los días hasta el 14 de marzo.


CRONOLOGÍA DE UNA PROVOCACIÓN MUNICIPAL
Acoso y mentiras de un alcalde contra el MAC


4 La noche del lunes, funcionarios del MAC denunciaron a la comisaría de Barranco que tres personas desde un auto Volkswagen azuzaban con altoparlantes a los vecinos para acompañar al alcalde Mezarina a "recuperar" la laguna la mañana siguiente.
4 A las 7 a.m. del martes, el alcalde y otras 20 personas llegaron a la puerta del MAC y declararon a un canal de TV que el museo siempre estaba cerrado. Mostrando su profunda ignorancia, negó que hubiesen esculturas en el parque y pasó por alto las piezas contemporáneas instaladas.
4 A las 4 p.m., el municipio envió a los medios el anuncio del cierre del museo. Poco después, funcionarios intentaron cerrar el local con palos y banderolas.
4 Giuliana Borea, coordinadora del MAC-Lima, encaró a los agentes sosteniendo la medida cautelar que ordena el cese de toda hostilidad contra el museo durante el proceso arbitral existente a la fecha.
4 Llega el abogado del MAC, el Dr. Luis Carlos Rodrigo, junto con artistas como Álvaro Roca Rey, Luis Carlos Rodrigo, George Gruenberg, entre otros.
4 Sin base legal, los municipales optan por la retirada, no sin antes empapelar el cerco perimétrico.
4 A las 7 p.m., un piquete de 15 personas protesta durante una hora en la puerta del museo.
4 En la madrugada de hoy, la municipalidad colgó en el cerco una pancarta con la palabra "clausurado". No obstante, el museo está abierto y la muestra continúa.


PUNTO DE VISTA

Ricardo Wiesse. Artista y vecino de Barranco
Parece que dialogar no es el fuerte de nadie hoy. El puesto le queda grande al alcalde de Barranco. Basta ver el esperpento del pasaje Chabuca Granda. Indigna comprobar cómo se está convirtiendo un supuesto distrito cultural en la chacra privada de un señor que siembra angelitos por todos lados. Los turistas que pasan por aquí deben creer que su estética infantil nos representa a todos.

En tanto, la empresa de un museo de arte contemporáneo parece también sobrepasar las limitaciones de sus gestores. Me desconcierta la insistencia en las instalaciones escultóricas para solucionar un problema de base. Ese museo debe ser hecho y pensado por todos. El arte contemporáneo no puede terminar secuestrado por un círculo sordo y cerrado. Cuando uno entra en un vecindario, debe aprender a pedir permiso. Los mea culpas anteriores no pueden ser resueltos con litigios leguleyos. Todo esto es decepcionante.

11 comentarios:

Enrinando dijo...

Ya que el señor Roca Rey tiene relaciones familiares en el Comercio y es imposible siquiera en pensar que se publique una de las miles de cartas que mandamos, le pido que publique los documentos que tengo en la red en la que el contrato esta claramente resuelto, es decir ya no hay un vinculo contractual.
http://playasdebarranco.blogspot.com/2007/11/el-mac-o-iac-y-sus-mentiras.html
Debe ser verdad que los directivos tienen un amparo, pero tambien es verdad que el museo debria tener un certificado de Defensa Civil al recinto y una licencia de funcionamiento, ¿por ser un museo no tienen que tenerlo?

Max dijo...

¿Es imaginable que se adopte una posición que no sea polarizante (por no llamarla paranoide)? Pero se plantea la cosa en términos de “relaciones familiares” (Roca Rey & El Comercio), cosa sintomática a ese respecto: el mundo dividido en bandos (los poderosos abusivos y los supuestamente desposeídos oprimidos). Lamentablemente el problema es que el arte y la cultura no es un asunto de “bandos” sino de diálogo y de participación. Y así hubiese (cosa en discusión) serias negligencias/irregularidades, ¿puede pensarse que valdría la pena intentar cambiar las cosas en pro de este proyecto? ¿Puede pensarse que un museo, así sea financiado por algunos, es para todos? ¿Puede creerse que esto es algo en lo que vale la pena apostar, conciliar, trabajar? No lo sé. Pero no parece entenderse que en materia de cultura nunca hay gasto: lo que hay es inversión.

Enrinando dijo...

No se plantea el problema en forma de relaciones, son hecho objetivos que suceden, alguna vez viste alguna carta en el Comercio en contra del museo, pues no, porque no las publican. Que hubiera pasado si el museo estuviera en el parque que esta frente a tu casa, creo que los que estan en falta son los señores de MAC, sigues dudando del tema legal y te he puesto varias veces los links de los documentos, pero claro ahi estan en discucion. Llevamos poco mas de 6 años esperando que el proyecto funcione y nada.
Aun espero que me contestes si las fiestas que se hacen en el parqe museo son parte del arte contemporaneo, pues muchos no lo vemos asi. Por parte de la mayoria de los directores del MAC no hay una verdadera vocacion de conciliacion, solo lo que dicen en la prensa, la respuesta del mismo director del proyecto grumberg, ante una invitacion que este mismo nos hizo, al decirle de acuerdo hay que conversar nos contesto llame a mi oficina hable con la secrettaria y concierte una cita, es asi como quieren, como dices tu, conciliar. Aun no veo en que forma ganamos todos.
¿no te parece que la reja del perimetro del MAC es agresora contra los vecinos?¿porque con el dinero de la reja no pusieron un poco de paredes? y asi existen miles de vicios.
Otra consulta, facil tu si puedes contestarme, ya que eres el unico que me empelota, ¿porque todos debemos pagar arbitrios y el MAC no? ¿porque todos los locales de caracter publicos que reciben personas deben tener licencia de funcionamiento y certiccados de Defensa civil y el MAC no?

Artista, pero barranquino dijo...

Hay muchas opiniones sobre lo del Museo de Arte contemporáneo (MAC), que definitivamente es una muy buena idea, pero la verdad que hay cosas objetivas.

Hay algo cierto: el fin no justifica los medios, como en nombre de la justicia no se puede matar, tampoco en nombre del arte se pueden incumplir las normas.

Independientemente de lo importante de un MAC en Barranco o en el Perú, lo cual no se discute, antes de hablar de bandos, diferencias o derechos, establezcamos cosas concretas por responder, de acuerdo a lo informado a lo largo de todo este proceso que ya lleva varios años:

1. El actual Presidente del IAC señaló que habían ganado "TODOS LOS JUICIOS", por lo que se el único juicio ganado fue uno interpuesto por vecinos del distrito que ganó para el Instituto de Arte Contemporáneo (IAC) el excelente Estudio De Belaunde, ¿Cuál otro juicio ha ganado el IAC? Espero puedan informarnos.

2. Es un hecho fundamentado que en el 2005 Del Pomar, uno de los peores alcaldes del distrito, que en un inicio estuvo muy ligado al IAC, envió dos cartas notariales (15 y 23 de febrero) que resolvían el contrato por incumplimiento de las cláusulas tercera y décimo tercera (ninguna de las cuales se refiere al plazo de terminación de la obra).

3. Estas cartas notariales de acuerdo al contrato de concesión firmado por el IAC, resuelven automáticamente el contrato.

4. Se firma posteriormente con la propia gestión Del Pomar, una nueva adenda para ampliar el plazo de construcción, pero al haber sido resuelto el contrato, esta adenda es nula, pues lo que se tendría que firmar es un juevo contrato. Cabe destacar además que esta adenda NO FUE APROBADA POR EL CONCEJO, de acuerdo a lo establecido por la ley Orgánica de Municipalidades, y por ende no es legal.

5. Para el evento realizado el día martes, se requería por lo menos licencia de funcionamiento y certificado de defensa civil, documentos que necesita cualquier peruano para realizar un evento conforme a Ley, la Municipalidad ha señalado que el IAC no lo tenía, pero el presidente IAC o el Dr. Rodrigo, no recuerdo bien, señalaron en la prensa que tenían una acción de amparo que los portegía, ¿Esta acción de amparo les permitía realizar ese evento por la fuerza y sin contar con lo que la ley señala?.

Si estos hechos que he detallado, los cuales han circulado por medios de prensa, correos electrónicos y diversos blogs, son errados, por favor les pido nos hagan saber los reales, ya que es un hecho tangible de acuerdo a los voceros del IAC que "ESTAMOS MAL INFORMADOS", pero nunca se muestran documentos que prueben lo contrario.

Por otro lado, yo no se si el lazo familiar del señor Roca Rey vinculado a El Comercio tene influencia sobre la línea del periódico sobre el tema del MAC, pero si le pediría al Sr. Max busque en este pretigioso diario al menos una carta o un artículo en el que se exponga una posición diferente a las publicadas por ejemplo al Dr. Rodrigo, que emite una opinión hace algún tiempo en la página dedicada a los editoriales si mal no recuerdo, SIEMDO MIEMBRO DEL IAC. Ahora, El Comercio tiene todo el derecho de tomar una posición a favor del MAC, pero creo yo que sería importante que se reconociera ésta, de ser cierta claro, pues podría exitir este artículo por el que pregunto.

Una cosa me queda bien clara: LA CULTURA NO JUSTIFICARÁ JAMÁS EL INCUMPLIMIENTO DE LA LEY, al menos que haya alguien que opine distinto, pues si lo señalado en el punto 5 es cierto, si podría decir 2 cosas, que son una apreciación muy personal: que por un lado cuando se tiene poder e influencias se puede lograr lo imposible, y por otro lado que nuestras autoridades, entiéndase Municipalidad de barranco, tienen muy poco, o nada, de principio de autoridad y les falta pantalones para hacer cumplir las leyes.

Espero tener una respuesta que aprte de opinones o posicones sobre el tema, TENGA FUNDAMENTOS FÁCTICOS.

Mil gracias por su tiempo.

Anónimo dijo...

Erinando, por q no firmaste este último comentario?

me da risa q en otro comentario dices q porque el MAC no paga impuestos? dime que museo paga impuestos, un museo público o lo que sea, una institución cultural sin fines de lucro...

Enrinando dijo...

facil porque es comentario no es mio, es tan facil como que le digas al dueño del blog que verifique los ips, pero el annimo eres tu no yo, yo no tengo miedo de escudarme en el anonimato, ademas ya quisiera poder expresarme asi
sobe los impuestos perdon creo no me exprese bien, xq no paga arbitrios es lo que debi poner
saludos

Raimond Chaves dijo...

A todos los que tengan ganas de comentar:

Desde este blog se ha venido abogando desde hace tiempo para que los que contribuyen con comentarios prescindan del anonimato y así poder lograr mejores niveles de discusión.

Llegará el día que importarán más las ideas a debate que quién las diga pero ya que de momento el anonimato se utiliza la mayor parte de las veces de la manera menos elegante nos gustaría no tener que empezar a filtrar comentarios por esa razón.

Personalmente no me molesta que alguien firme como "artista pero barranquino" si sigue planteando las cosas como lo hace. Si en cambio me desagrada que un anónimo cualquiera se dedique a sembrar cizaña y aventure cualquier tipo de hipótesis respecto a quien le dedica su tiempo a exponer en este blog.

Y lo último que haremos será verificar IPS.

Procuremos mantener el buen tono del debate.

Artista pero barranquino dijo...

Mi estimado "Anónimo" es cierto lo que pone Erinando sobre el ip, es fácil que puedas verificar eso, pero además, puedes leer que lo que señalo está en varios blogs, pero claro está, no hay peor ciego que el que no quiere ver.

Yo jamás he dicho estar contra el Museo y reconozco la importancia de éste, pero lo que pongo en mi comentario anterior es solamente una opinión basada en hechos reales y veo que no tienes la capacidad de responder algo inteligente al respecto, sino solamente atacar, cosa que yo ne he hecho en ningún momento, es más, invito a que me aclaren si estoy errado.

Las prosas de Enrinando y la mía son abolutamente distintas, lo cual te puedes dar cuenta sólo de una lectura rápida, además yo jamás he puesto nada de impuestos o arbitrios, pero si he tomado algunos hechos de su blog, todos documentados, claro.

Ojalá pudiera señor "Anónimo" responder con la exposición de hechos, pues toda defensa debe hacerse basada en pruebas y no dejarse llevar, según mi humilde opinión, ni por el entusiasmo ni por la repetición de fundamentos esgrimidos por quienes creen tener la razón pero no lo prueban.

Espero que alguien más pueda alcarar mis dudas, pero de manera seria, mil gracias.

Anónimo dijo...

De Ripley, por lo absurdo, eso de que "LA CULTURA NO JUSTIFICARÁ JAMÁS EL INCUMPLIMIENTO DE LA LEY". Seria el argumento de un leguleyo inculto, si siguieramos su oposicion entre ley y cultura. Pero no existe tal oposicion. Las leyes son parte de la cultura.
Entre lineas lo que ventila el comentador es mas bien una oposicion entre lo que considera la ley edil (o debil) de un alcalde concreto, acompasado de algunos vecinos concretos, versus lo que imagina es una imposicion de "alta cultura" segun un sector dominante desinteresado de los efectos que el museo tendria en el barrio.
Es decir, se trata de un rechazo frontal a cambiar el statu quo, una reaccion conservadora de lo mismo, que es miedo al cambio, y ofuscacion desinformada. No pueden ver que el museo de Arte Moderno en Barranco revalorizaria la zona.
A menos que los vecinos piensen que preferirian vivir en Asia, apartados de los visitantes del museo y de la "chusma" que tambien vendria a ver y aprender a ver mejor, su postura es lastimosamente parroquial, impractica, pretenciosa e insostenible. Por eso se aferran a la falacia "ley versus cultura".
Su postura es una autoidentificacion: "me enorgullezco de ser ignorante pero legal", lo que se resume en la falacia de que lo que importa es el poder y no el saber (como si fueran opuestos).
En sistesis, lo que dicen es: "soy un tombo que cuido el parque"
x.

Max dijo...

¡Joder! Qué buena síntesis mi querido X: "soy un tombo que cuido el parque". Ciertamente se recurre a esa oposición ficticia. Y no sólo eso, sino que se olvida que las obras están avanzadas—y eso es un hecho—y que ninguno aquí propuso que debían hacerse desde un inicio a como de lugar (y ahora tampoco se propone que se concluyan a como de lugar: no habría discusión sino). En ese sentido no se trata de una postura maquiavélica (fin justifica los medios): dado que las obras ya están avanzadas y el proyecto existe y está en marcha y es necesario (a menos que se crea que no se necesitan museos—y si se piensa así es porque no se informó eficientemente al público sobre el proyecto, cosa que debería ser algo estructural en el proyecto mismo), ¿es posible algún tipo de conciliación que permita aprovechar lo hecho para que al fin se realice, obviamente regularizando todo aquello que pudo no haberlo estado?

Miguel López dijo...

Jajajaja, esa síntesis es muy graciosa. Un poco de humor no cae mal. Pero es cierto lo que finalmente ustedes sostienen, y ya lo señaló Raimond en post anterior, lo que se debería apuntalar ahora es justamente el diálogo entre los directivos del museo y los habitantes del distrito, y ver de manera reparar los equívocos o saldar las molestias.
Porque en realidad si casi todas las objecciones en contra de la construcción por parte de Enrinando y de otros vecinos son en términos legales pues deben haber maneras de regularizar todo ello.
Por otro lado, ya si Enrinando u otros vecinos NO quieren el Museo porque les parece inútil, innecesario, absurdo, improductivo, que no vale la pena o, tomando la hipótesis de X, que tienen miedo a ese cambio, pues es respetable y creo que quedan claros al menos los puntos de vista y posiciones. Pero yo no creo que se opongan al Museo a priori, ni que les parezca que un Museo no vale la pena, absurdo o innecesario, ya que finalmente abogan por el respeto y la construcción de una ciudadanía -y un Museo es parte de ese mismo proyecto crítico-, sino que pienso que están tal vez molestos por ciertos 'modos' que consideran excluyentes y prepotentes.
Lo que vale la pena también discutir son justamente las estrategias discursivas del propio Museo, el departamente de educación al cual tu aludías Max por ejemplo en otro comentario me parece clave como pieza de su futuro funcionamiento. ¿Cómo construir un espacio museal activo, horizontal? Y como decía Raimond, la situación presente es buen reto que les podría permitir empezar a pensar "otro tipo de relación institución/públicos". Cómo intentar conciliar esas diferencias es ahora clave y procurar ganar algo para todos (lo cual implica también ceder algo, como R. lo recuerda). Me parece inadmisible pensar que en esta situación no hay nada que salvar.