lunes, marzo 17, 2008

DEBATE: El blog como espacio crítico

En relación directa con el último post aquí publicado se intenta dejar abierta la posibilidad de iniciar un diálogo sobre las formas de discusión en espacios virtuales y sus modos de relacionarse con la producción artística contemporánea local. ¿Qué posibilidades y limitaciones nos presenta? ¿Cuánta relevancia real tiene en la escena y de qué modo aporta nuevas herramientas de reflexión?

En colaboración con el foro colombiano [esferapública] y el proyecto pensar el museo, se abre un diálogo mutuo sobre estas y varias otras preguntas. Jaime Iregui, editor de ambos proyectos, también ha formulado distintas reflexiones en relación a ello (ver: Las esferas de lo público), incluso desde la propia participación de [esferapública] en Documenta_12 Magazine Project que reunió a un conjunto amplio de producciones editoriales en el mundo. Colgaré el topic en un recuadro en el menú del lado derecho siempre visible, y la actualización de comentarios serán simultáneas en ambos espacios.

Aquí la presentación del debate en pensar el museo: El Blog como espacio crítico

Algunas otras reacciones al post anterior: David G. Torres en el blog de A-desk; David Flores-Hora en Escuela-de-mArte; José Luis Brea la ha reposteado en Salón Kritik.

........

DEBATE:

La apertura reciente de nuevos blogs peruanos dedicados a la discusión/difusión de arte parece anunciar que ésta es, efectivamente, una plataforma propicia para el intercambio, aunque difusamente podemos asumir de forma cabal y autoreflexiva la tarea crítica que ello exige. Y es que finalmente el formato virtual trae otras implicancias: la pérdida de autoridad de la Crítica -con 'c' mayúscula- que los espacios virtuales permiten debería potenciar ese surgimiento de otras voces que funden y orienten su propia práctica desde el cuestionamiento constante, desde la observación atenta que evidencie los mitos sobre los cuales se construye y reproduce cotidianamente el mundo del arte. Pero más aún, debería permitir pensar la propia crítica desasignada de formas prestablecidas o circunscritas a canales únicos. ¿Cómo entender la crítica hoy? E incluso ¿en relación a qué, parece necesario pensarla? ¿Es solo una voz emitida desde los medios de prensa, o está involucrada en una serie de procesos de puesta en discusión y transformación de la propia escena?

Algunas preguntas también pertinentes de Iregui en ese mismo sentido: ¿Deben los debates del medio artístico asumir un perfil didáctico para llegar a un “público más amplio”? ¿Pueden estas discusiones involucrar públicos de otros países y contextos? ¿En qué medida se ve afectada la esfera pública del arte por los flujos del mercado? ¿Están realmente las instituciones del arte abiertas a la interlocución y el debate?

26 comentarios:

skylab dijo...

para empezar, me gustaría proponer el concepto de "enclave deliberativo". Encontré este texto que espero aporte a este naciente debate:

Los enclaves deliberativos pueden enriquecer la sociedad cuando se evitan los riesgos del aislamiento y los miembros del enclave entran en diálogo con otros grupos que están en desacuerdo con ellos. De esta manera, se logra además que nuevas posiciones emerjan en la esfera pública y que algunos aspectos constituyentes del orden social sean cuestionados y discutidos por una amplia cantidad de grupos. La ventaja de los enclaves deliberativos puede resumirse destacando que éstos "mejorarán la deliberación social, democrática y de otro tipo, precisamente porque la deliberación de enclave a menudo es necesaria para incubar nuevas ideas y perspectivas que se incorporen en gran medida al debate público"

http://www.cibersociedad.net/congres2006/gts/comunicacio.php?llengua=es&id=1082

Max dijo...

Tu primera pregunta casi me parece peligrosa, porque la noción de “perfil didáctico” que usas parece implicar “diluir el discurso” (casi pienso en la formación en humanidades en las escuelas de arte). Ser didáctico no tiene por qué implicar dejar de ser riguroso. Más que “llegar a más gente”, creo que lo importante es viabilizar que más gente llegue, pero sin engaños: el arte no es fácil (pero tampoco hay que ser un “elegido” para apreciarlo).

La segunda es simple: las discusiones ya involucran públicos de otros países y contextos: tú y yo (a menos que hables de nacionalidades, pero es un criterio anacrónico).
La tercera, supongo que hay que considerar los flujos de mercado orientan a los medios (de comunicación) que constituyen un espacio público, a su modo.
Cuarta. Dejando de lado que las instituciones tienden a auto-perpetuarse antes que a auto-cuestionarse, queda la duda: ¿hablas de instituciones metafóricas (la crítica, el público, los coleccionistas, etc.) o de instituciones concretas con organigramas y todo? Digo, si vamos a hablar de la apertura al debate, ¿de qué tipo de partícipes/tópicos estamos hablando? ¿Alguna institución en particular que tengas en mente como caso modelo?
Saludos.

El Editor dijo...

Hola

Algo que podría definir la importancia y necesidad de las bitácoras de arte en Latinoamérica es la frescura y renovación de las ideas planteadas.

Fuera de los espacios institucionales, que no aportan mucho a la dinamización de ideas, bitácoras como Arte Nuevo son un punto de inflexión en la escena artística.

Respondiendo alguna de las preguntas formuladas, yo creo que la finalidad de estas bitácoras más que asumir un perfil didáctico es consolidar un discurso con un planteamiento accesible a todos. Es difícil pensar en la idea de masividad, pero si se puede pensar en ser inclusivo.

La pauta de Latinoamericanismo es más que obvia, Todos tenemos claro que nuestras fronteras políticas no coinciden con nuestras fronteras culturales. En ese sentido hablar de otros contextos en el caso latinoamericano no es exacto. Es más el incluir posiciones de otros países enriquece el tema en cuestión.

Con respecto a la tercera pregunta, justamente espacios como estos son una alternativa al mercado, desde plataformas independientes se puede hacer un análisis y crítica al mercado, a lo institucional. Ya desde hace algún tiempo que las bitácoras son mucho más que una opinión suelta. Recordemos que casi todos periódicos importantes, tienen sus blog de diversos temas que son muy leídos y comentados. Esta “democratización” de la información implica obviamente soltar ideas con mucha responsabilidad y mucho análisis.

Las instituciones que se auto-evaluan y auto-cuestionan, son más proclives a fomentar el debate. Pero esto no es lo común. La mayoría de los espacios (desde universidades a museos) se auto legitiman con un patrón establecido e inalterable.

Me parecen pertinente tus ideas miguel y tu apuesta, estos nueve puntos del post anterior podrían ser el recetario e ideario de cualquier institución cultural que languidece en su propia saliva y en sus propios recuerdos.

Saludos
david

Miguel López dijo...

Hola a todos,
es cierto, ser didáctico no tiene por qué implicar dejar de ser riguroso. Para mi es como añadir variables que permitan multiplicar la complejidad de las cosas, o que nos permitan desviar las miradas e ideas hacia ámbitos nuevos, distintos.

También es claro que hay un marcado interés por cierto entendimiento del arte contemporáneo, por ciertas líneas de trabajo y acción, que tienen que ver con nuestras muy particulares formaciones afectivas, personales y educativas. Y aunque pueda ser discutible la 'línea editorial' -por ponerle algún término a algo que en realidad no está totalmente definido- lo que lo hace interesante para mí al menos es que permite poner esas cartas sobre la mesa y tácitamente decir 'me interesa esto por tal motivo' o 'me interesa esta discusión por otra razón'. De hecho todas las columnas de crítica operan y definen un espacio de intereses singulares, es obvio, pero sí algo me sorprende es que tener esta estructura armada de opiniones superpuestas me ha permitido ver, en algunos momentos, como han virado las ideas (no se si para mejor pero si me queda claro que no están en el mismo lugar).

Por otro lado trato de ver las acciones y situaciones integradas, por eso señalaba que prefiero entender la crítica como un 'proceso' antes que como una columna periódica. Y siempre me parece interesante como las iniciativas pueden cargarse cada vez más de soporte y preguntas, de hecho una revista como a-desk además de tener el blog como espacio de intercambio, acaba de abrir su 'a-desk tv' que rescata y genera nuevas producciones visuales, incluso con la puesta en práctica de workshops en diferentes lugares. No digo de que de 'eso' se trate en general, sino hablo de que cada lugar requiere una estrategia de acción distinta. ¿Cómo hacer para que esa crítica tenga lugar, en este contexto específico que nos envuelve? Creo que es una pregunta clave.

Por otro lado David te hago una pregunta: ¿Cómo ves tú la poca participación de las personas en lo comentarios de los post (pensando en tu blog incluso)? ¿Te parece un problema o lo asumes como parte del formato preestablecido "de autor", que es el blog como señalaba Iregui? Yo no estoy seguro qué pensar, pero sí he conversado sobre ello con Raimond Chaves más de una vez. En todo caso es la situación inversa al foro colombiano [esferapública] donde, creo, a veces han habido críticas o quejas por la multiplicidad de discusiones aludiendo a que eso, en algunos casos, imposibilita la discusión misma. No es una posición que comparta necesariamente, pero traigo a colación el muy sugestivo comentario que hizo recientemente la artista Gloria Posada en relación a un chiste de los estudiantes de Bellas Artes en Colombia: "Mañana eso va a salir en Esfera Pública..." Creo que ello es un buen índice de varias cosas.

Max dijo...

“¿Cómo hacer para que esa crítica tenga lugar, en este contexto específico que nos envuelve?” Dicho de otra forma, la presunta “pregunta clave” que planteas es cómo hacer para que esa crítica “tenga lugar”, es decir para darle un lugar dentro de ese lugar: “contexto específico”.

Pero creo que, siguiendo la lógica de tu mismo post (y sus preguntas), Miguel, la pregunta tiene que ser otra. No creo posible imaginar una crítica que encuentre su lugar—casi su “hogar”—en tal sitio e incluso diría que no es deseable tal relación de pertenencia, de familiaridad (y si hay algo que creo que no debe hacer la critica es “familiarizar”). Más bien, la crítica (en un sentido amplio) debería poder hacer estallar la idea de la “especificidad” de ese mismo contexto, lo que supone describirlo en—y como—una relación contextual infinita. Hablo de ese continuum discursivo que sí está en juego en las preguntas del post mismo: preguntarse por un “público más amplio” da cuenta de la inviabilidad de unos límites específicos—contextuales—de participación, lo mismo que preguntar por la posibilidad de “involucrar públicos de otros países” (y, por ejemplo, tú y yo somos ejemplo, by default, de ese público), o incluso aquella otra pregunta sobre las relaciones de “la esfera pública del arte” y “los flujos del mercado” da cuenta de esa imposibilidad de determinar un contexto de forma excluyente (ni el de “esfera pública del arte” ni el del “mercado”).

La cosa, tal parece revelarse estadísticamente, es que esa crítica que tiene lugar en este “lugar” (si es que se le puede llamar así a la red) no está anclada a “ese lugar” al cual intenta responder.
Saludos.

Oniboni dijo...

Creo que la conectividad no tiene por qué suponer interacción.
De todos modos, el hecho de tener espacios donde se pueda hacer revisiones y actualizaciones de los discursos legitimadores, es una estrategia de cuestionamiento pública muy efectiva. Efectiva porque la información se distribuye por vías alternativas y se formulan ideas que son debatidas desde diferentes puntos de vista.
Tú estás planteando un tema y ya estás recibiendo diferentes puntos de vista, que pueden o no, formar parte de una estructura relato. Por lo menos genera opinión, tiene acogida desde diferentes partes del globo (yo ahora mismo estoy en Carolina del Norte)
Es importante que se publique y se haga público (valga la redundacia) la preocupación que estamos compartiendo todo - preocupaciones, inquietudes : esto genera colaboración.
En este sentido, participación de un público más amplio ya se está dando y creo que se da en el momento en que se comparte la información y ésta circula a través de diferentes webs y blogs.
Creo que, gracias a las herramientas de la web 2.0, esta es la primera vez (aunque ya se viene dando desde algunos años, no muchos) que se está abriendo el debate del arte, los temas del arte, en un medio de comunicación masivo. Esto es algo que no se había hecho antes y me parece que cada vez va llegando a más público (el debate al menos)
Porque hay una diferencia grande entre el público masivo que asiste a ARCO y a la Documenta, y llevar un debate a un espacio donde se dan intercambios masivos de información, no?
Y también creo depende del discurso que utilizas, si es demasiado específico se convierte en un discurso hermético y quizá también habría que plantearse cómo discutir el arte fuera de la esfera privada de lo específico. El problema de aquello que es público, pero al mismo tiempo específico.
De momento, no creo que a las instituciones les interese demasiado 'estar abiertas a' pero sí 'proveer vías donde se puedan dar (ideas de) debates'.
Si nos fijamos bien, la mayoría de blogers en instituciones no contestan a los comentarios, sólo publican (el tema de la autoridad y el poder, quizá vuelve a emerger)
Hay que tener en cuenta que el internauta no es sólo un receptor, el internauta es autor y lector y quiere publicar. Los blogs que reciben más comentarios son los que tratan temas que tienen que ver con la vida cotidiana (de alguna manera) de ese público amplio.
Creo que para que el debate del medio artístico llegue a un público más amplio, quizá en las escuelas se debería impartir un programa más actualizado y fundado en promover pensamiento crítico.
Sea como sea, creo que los blogs y las webs donde se práctica la crítica, donde se intenta repensar y cuestionar el relato legitimador, donde se intenta trabajar desde dentro, redefiniendo y actualizando - al menos haciendo propuestas y proyectos - son herramientas que cada vez tienen más visibilidad y que cada vez más, presentan una actitud de trabajo/reflexión colectiva que finalmente establecerá un reposicionamiento de los roles, tanto del crítico, como del curador - si es que se pueden dar tales distinciones.
Y sobre el mercado, el problema sería la privatización total (fuera de la democratización en la esfera digital) de las instituciones, porque entonces el mercado (los coleccionistas) pasarían a legitimar todo u obligarían a las instituciones a validar arte más rápido y creo que aquí el filtro de la crítica (aunque venga del curador) es muy importante.
Si a principios de los noventa se estableció que todo podía ser arte y cualquiera podía ser artista y que ya no había relatos legitimadores (Danto), creo que es un momento excelente para la crítica y la curaduría como estrategia de crítica, porque se está cuestionando el vale todo, y se está cuestionando y trabajando desde un espacio más abierto y público (la web).... y creo que ya me estoy yendo por las ramas... siguiendo a las ardillas de este pueblo donde no hay nada más!
Saludos

Max dijo...

“Creo que para que el debate del medio artístico llegue a un público más amplio, quizá en las escuelas se debería impartir un programa más actualizado y fundado en promover pensamiento crítico.” A lo que dices, Vanessa, yo simplemente añadiría: “en las escuelas de arte.” La ironía aquí es desoladoramente deliciosa, porque uno supondría que, by default, los estudiantes de arte/artistas conformarían el público no-amplio (es decir el que constituye el mismo campo del arte) que uno supondría participa, by default, del discurso especializado. Es decir, uno creería que la idea misma de “ampliar el público” (por ejemplo usando un lenguaje menos proclive a la jerigonza) no sería aplicable al mismo mundo del arte (que obviamente incluye estudiantes y artistas). Pero sí. Ouch!
P.S. Me queda una duda: ¿Son squirrels o chipmunks?

jaime iregui dijo...

En relación a lo que comenté anteriormente en torno al blog como "espacio de autor", debo aclarar que no se trata de una crítica a este tipo de plataforma -de hecho se utiliza a diario en [esferapública] como archivo de las participaciones que circulan por la lista de discusión-, es simplemente un comentario al balance que hace Miguel de Arte-nuevo, donde resalta la ausencia de un debate sostenido con el medio artístico local.

En este sentido, si se echa de menos esta participación, posiblemente se debe a que el formato blog hace difícil una discusión abierta. El foro electrónico (yahoogroups, googlegroups, phyton, phplist, etc) permite un debate más horizontal ya que abre la posibilidad a que otros miembros del medio artístico publiquen sus textos y, con ello, propiciar un debate sostenido a partir de temas distintos a los propuestos por los editores.

Esto no quiere decir que deban pasar a un segundo plano las colaboraciones de Miguel, Raimond y los demás miembros de Arte-nuevo, al contrario, se verían contrastadas por otras miradas y situaciones que se publicarían en el espacio, ya no como “retroalimentación” a una línea editorial, sino como participaciones que detentan el mismo status que las de sus editores.

La pregunta en torno al carácter “didáctico” de la crítica, viene por los cuestionamientos que se le hacen desde distintas instancias a los espacios de discusión y crítica en Internet. Por una parte, se le reprocha que sus discusiones no trascienden los límites del llamado medio artístico, cuando en principio la idea es que estos debates deberían incidir –con sentido pedagógico- en un “público más amplio”.

En el caso de [esferapública], se han dado desde los inicios de este foro discusiones donde la crítica está dirigida a prácticas institucionales y otros temas que son de –valga la redundancia– de interés común específicamente a la comunidad artística y, difícilmente, se les puede exigir un giro didáctico con el objeto de llegar a un público más amplio.

Para los textos y debates relacionados con la crítica a obras y curadurías, la exigencia de llegar a otros públicos puede tener sentido, pues este tipo de reflexiones han desaparecido casi por completo de los medios masivos -tanto en Colombia como en otros países- donde por efecto de su comercialización, los espacios de crítica han sido reemplazados por reseñas complacientes y cápsulas informativas.

Para las discusiones que son de interés específicamente para el medio artístico, una opción es propiciar diálogos con otros espacios -¬como el que se está dando actualmente entre Arte-nuevo y [esferapública]- pues seguramente hay temas o situaciones que son de interés común para el medio artístico tanto en Colombia como Perú, así como en otros contextos.

Por ejemplo, los cuestionamientos al arte político, la censura por parte del Estado a obras y curadurías, el carácter endogámico de la crítica de arte, las reformas académicas y el impacto del pensamiento corporativo en las instituciones artísticas de carácter público.

Se trata de situaciones que, aunque en cada contexto reviste una serie de dinámicas de discusión distintas, son transversales a una comunidad artística que trasciende las nociones de lugar y nacionalidad.

El Editor dijo...

Hola todos.

Respondiendo a la pregunta de Miguel, la poca participación de comentarios en las bitácoras, veo que el problema radica en primer lugar en lo que señala Jaime, el formato mismo de Blogger o Word Press, o las bitácoras en general, donde nuevos post pueden atropellar la ebullición de los comentaristas.

Por otro lado tiene que ver con el contexto, en el Perú no existe una incidencia en lo importante que es una postura crítica, en todo ámbito de la vida. En ese sentido aspiramos, es lo ideal, a la multiplicidad de comentarios, reflexiones y críticas; pero no es lo común. Yo mismo vengo de una escuela que fomenta un memorismo, jamás una visión crítica, y de esta forma generaciones vienen siendo de-formadas.

Recordemos que los post más comentados son los que hay una manejo mediático: La Censura a Piero Quijano, El proyecto MAC-Lima, por poner algunos ejemplos. En esos casos comentarios que fácilmente se convierten en insultos y críticas infundadas.

Me llama la atención plataformas que abordan temas de literatura, que si cuentan con una masiva participación de comentarios y reflexiones, pero se trata de un contexto que es más amplio y que por formación es textual. Además es más proclive a la crítica. Cosa que no pasa en la reflexión sobre arte peruano.

Indudablemente es responsabilidad de los editores de bitácoras de arte, como tu miguel o como yo, fomentar el debate. No solo con la regularidad de nuestros post, también con nuestros comentarios a los post. No pretender guiar la discusión, simplemente aportar a ella. Es algo difícil debido a nuestros compromisos académicos y laborales pero es una práctica que debería potenciarse.

Evidentemente hablamos de una escena donde los artistas visuales, y gente ligada a las prácticas visuales como yo, poco a poco (y tímidamente) empiezan a tomar partido y posición. Ahora ya no es solo el comentarista de los jueves en una revista o la del domingo en un periódico, ahora somos todos quienes en una plataforma “democrática” (muy necesario ese entre comillas) podemos platear ideas y debatir.

Ahora se trata de la actitud, no del medio. Hace poco conocí un artista que vendió su obra por hi5. La web 2.0 propone específicamente esto: una actitud (y sus plataformas) que se amoldan a los intereses y necesidades de cada persona o grupo de personas. En este sentido bitácoras como Are Nuevo, y las que aparecieron posteriormente, cumplen un papel de importancia no solo al cubrir vacíos reflexivos también al inconcientemente crear un relato paralelo a los espacios tradicionales.

Es responsabilidad de todos (editores y comentaristas) ampliar y potenciar le decurso de estas deliberaciones.

Saludos
david

PERFORMANCELOGÍA: Todo sobre Arte de Performance y Performancistas dijo...

Estimados amigos de Arte Nuevo:

Tenemos el agrado de informarles que los días 4 y 5 de abril de 2008 estaremos presentando en la ciudad de Caracas, Venezuela el proyecto OBJETUAL: Muestra de Arte de Performance, con la participación de 11 artistas venezolanos. Para más información, visiten: www.performancelogia.com/objetual. Saludos a todos.
Ignacio Pérez y Aidana Rico.

gustavo.emé dijo...

Quisiera hacer un comentario breve y personal acerca del rol que cumplen los blogs. En definitiva, lo primero seria reconocer que son manejados de manera distinta por sus diversos lectores, aun a pesar que a traves del uso cosntante de este medio puede llegar a darse una "sensacion" de comunidad o pertenencia. Leo este blog y escuela de marte de manera constante, una vez a la semana. Para mi que no actuo de manera presencial en los circuitos de arte en nuestra ciudad, pero que siento interes por los sucesos y la informacion que estos mueven, se han convertido, ambos portales, en un elemento valioso en mi vida, permitiendome, de una manera particular - y que se adecua a mis intereses y necesidades -, estar informado de todos estos acontecimientos. Aun mas, me han abierto vinculos que han devenido en posibilidades valiosas de critica, intercambio y participacion, como es el caso de una colectiva en que participe a traves de amistades formadas en este medio o mis siempre gratas visitas a david flores en su espacio en el CCE.

Emilio Tarazona dijo...

Pienso que la actitud crítica y la actual amplitud creciente de la misma se han necesariamente potenciado con las nuevas aplicaciones de la llamada web 2.0. Aquí la plataforma de los blogs (para el caso que nos incumbe, dedicados al arte contemporáneo) han permitido diluir el espacio más o menos impermeable y unidireccional de la crítica de los medios masivos impresos desde hace mucho tiempo. Por su cada vez mayor estrechez de espacio real, la vieja modalidad de difusión de la opinión crítica ha terminado a menudo estrechando las mentes de quienes, acomodados en un espacio o columna de opinión y de supuesto poder, habían hecho de esos espacios, más que “espacios ganados”, espacios totalmente perdidos para la crítica que hoy necesitamos y más bien entregados a una actitud pseudo-polémica y pseudo-crítica que parece más interesada en exaltar o hacer desaparecer a un artista que en plantearse problemas teóricos (y prácticos!) a partir de estas propuestas.
(Disculpen si hice frases demasiado largas, Así me salen. ¡Qué se la va a hacer!)
La virtualidad de la plataforma web no solo ha permitido la participación desde distintos lugares, sino también ha ampliado el tiempo de discusiones que la prensa habitual considera, pasada la semana, totalmente agotadas. Le otorga cierta simultaneidad y sobre todo continuidad a un diálogo así abierto en el tiempo y en el espacio.
Creo que el “perfil didáctico” es una tarea importante, pero no siempre posible. Me gusta la idea de "enclave deliberativo" (necesariamente abierto). Hay cuestiones que deben debatirse sin exclusiones pero también sin disuasión, y manteniendo siempre un acento específico que no tienda a desviar (la información sobre Performancia, dada algunos comentarios atrás, se agradece, pero creo que entraba mejor en otro post) ni a sacrificar la complejidad de las ideas y creo que es este tipo de espacios virtuales abiertos los que son más bien escasos.
No importa la cantidad de participantes sino su cualidad aportativa en un debate que tiene que apuntar a ser dinámico: no solo buscar perspectivas nuevas para enfrentar los problemas o situaciones planteadas sino para buscarles soluciones o vías de salida, incluso si sabemos que serán provisionales. Pienso –y aquí creo que me puedo dirigir principalmente a quienes estamos involucrados en este blog- que necesitamos un pensamiento activo que vea el debate como una instancia para la transformación de lo real. Y esa es la plataforma web que necesitamos re-configurar a nuestro favor: en función de permanentemente crear una agenda de problemas a discutir, seguida de una agenda de operatividad. Solo pienso que quizá ello apunta aun tipo de organización que a veces muchos de nosotros no estamos –limitados por el tiempo que dedicamos a nuestra doméstica o no tan doméstica humanidad- en posibilidades de entregar. Quizá me equivoco. No sé. Digan.

Miguel López dijo...

Hola a todos,
bueno cuando mencionaba que la crítica debe 'tener lugar' no me refería a que deba estar anclada a ese lugar (estática, identificada), sino que uno para poner en juego la criticidad misma tiene que observar las condiciones en donde se va a inscribir determinado enunciado. Pero claro, luego ese enunciado debe poder desasignarse y poder perturbar por encima de esa especificidad. Para mí su compromiso está más con el cuestionamiento constante que con la declaración y la propaganda. Y en ese sentido prefiero entenderla más como acción, que como valoración o juicio. Y claro Max, estoy de acuerdo contigo que la crítica que tiene lugar en este 'lugar', claramente no responde únicamente al lugar donde fue pronunciada (virtualmente).

Es cierto que sería ideal un público amplio como objetivo de los blogs, pero tampoco pienso esta labor como una situación de ineludible educación a distancia (suena incluso muy absurdo dicho de ese modo). Considero que la pedagogía se ejerce también en la práctica. En todo caso, retomando algunas de las cosas dichas por David, pues todo ello es un claro eco de la educación deficiente en nuestras escuelas (ya ni que decir de arte). Internet fue vital para mi cuando empecé a estudiar en la universidad, la posibilidad de acceder a discusiones, textos, referencias absolutamente ajenas a mi entorno cotidiano. No dudo que el blog pueda permitir lo mismo, incluso para nosotros que lo hacemos supone una exigencia de estar mirando hacia muchos lados, tratar de estar atentos y soltar pequeñas discusiones o situaciones que, imagino, pensamos, son capaces de desencadenar alguna forma de pensamiento reflexivo.

Creo que si pensamos esto como una recuperación del espacio político (y pienso en Rancière), la tarea es justamente introducir un cuestionamiento permanente que pueda generar inflexiones sobre los pensamientos habituados, sobre la convención asimilada, que es en sí misma una forma clara de despolitización. Pero claro, no se trata solamente de perturbar el acuerdo, sino de reconfigurar una zona posible de intervención pública. En ese sentido resulta interesante advertir la situación del blog durante los momentos de censura a Piero Quijano, o también en el reciente problema con el MAC-Lima.

Sobre lo que decías Emilio, "necesitamos un pensamiento activo que vea el debate como una instancia para la transformación de lo real", pues sí, yo también creo que se trata de eso: una crítica (que) activa.

El Editor dijo...

Deberíamos organizar un encuentro abierto a discutir todo esto: De lo virtual a lo presencial!!!

Ahora se habla mucho de las bitácoras o blog, pero no recuerdo algo tan puntual sobre la importancia de estas plataformas en la discusión y crítica de arte.

Pienso que sería importante.

Saludos
david

Carlos Alberto Vergara dijo...

Quisiera preguntarle a los editores de arte nuevo que pasaría si otra persona envía un texto para publicar en este espacio. ¿Es eso posible? ¿únicamente publican los editores?

Otro asunto: si es un blog de crítica, por qué publican información de exposiciones?

¿Eso no es más la labor de otro tipo de espacios?

Para cerrar: ¿qué relación ven entre los debates en torno al arte contemporáneo en esfera pública y el caso del MAC Lima?

Anónimo dijo...

De lo virtual a lo presencial, mal señores
se ha abierto un debate inservible, nose que se gana a través de esto...augusto.

Carlos Alberto Vergara dijo...

No estoy seguro de que los debates electrónicos deban tener una "utilidad" o una conclusión coherente.

El sólo hecho de discutir es fundamental. En el caso de este espacio, lo que se está definiendo es el tipo de discusión de los blogs. Y en el caso de Arte Nuevo, considerar la posibilidad de crear un debate sostenido con el medio, o funcionar como un blog de crítica con cuatro o cinco colaboradores.

Es un proceso interesante para el mismo espacio. Ellos verán qué decisiones toman a partir de esta discusión. Eso es precisamente lo interesante de este tipo de espacios: la forma como se van definiendo sus dinámicas de discusión a partir de la "retroalimentación" con un lector activo y crítico.

Max dijo...

Si hay algo para lo que sirve este debate, al menos en este instante, es para que Augusto sepa que sostener lo inservible del debate porque no sabe qué se gana a través de él constituye una falacia. Está tipificada y todo. Solo basta revisar los viejos cuadernos de lógica, que para algo servían.

Anónimo dijo...

el debate de lógica para otro post porfavor, no hagamos comentarios que desvien el tema...que siga el debate ja....augusto.

Miguel López dijo...

Hola, retomo las preguntas de Carlos Alberto Vergara que me parecen todas muy buenas.

Mi idea siempre fue admitir colaboraciones de otras personas. Estuvo incluso siempre en el subtítulo del blog. Pedí muchas durante un buen tiempo. Creo que ya escribir crítica en Lima es casi un acto de heroísmo, exagero irónicamente, pero estoy pensando en verdadera crítica. En un segundo momento comprendí que era muy difícil que alguien se ponga a escribir estrictamente para el blog, así que lo más sencillo fue tomar textos pertinentes que merecían -desde nuestro sesgado punto de vista- ser leídos y eventualmente discutidos. Por otro lado sí que mi idea era dar espacio a voces distintas.

Si alguien quiere enviar textos para su publicación pues yo encantado de recibirlos y postearlos! Tomando siempre en cuenta un mínimo criterio editorial. Alguien está interesado? En realidad estaría muy interesado en recibir posibles colaboraciones. (Mi correo es miguel.lopezl@gmail.com. Lo pueden siempre ver al hacer click en mi nombre en el menú de la derecha. Agradezco de antemano cualquier interés)

El segundo punto que mencionas me parece interesante de discutir. Yo también atravieso el mismo conflicto: "si queremos ser de crítica por qué publicar tantos anuncios de exposiciones" Es complicado decirlo pero responde, creo, a las carencias mismas del medio donde la información sobre artes visuales circula de forma muy limitada. En ese sentido no tiene mucho sentido generar un posicionamiento crítico de una escena que no ha sido percibida. Intentamos distribuir información que nos parezca relevante para el pensamiento del arte, que apunte a generar discusión, a propiciar encuentro o a cuestionar ciertos consensos.

Pero incluso en ese aspecto yo me he sentido limitado, porque mi trabajo en Lima está vinculado también institucionalmente. No de manera comercial, pero trabajo generando exposiciones, siempre de la mano con investigación y/o discusión. De hecho dos colaboradores de este blog (Emilio y Sharon) trabajan conmigo dirigiendo las Salas de arte de la Municipalidad de Miraflores -lo digo completo porque tal vez sea importante dejarlo en evidencia-, y mis otros dos compañeros (Eliana y Raimond) forman parte conmigo del Espacio La Culpable en Lima, un espacio independiente de arte contemporáneo. Ahora, muchas veces yo me he preguntado si eso externamente se leerá suspicazmente. Pero la verdad es que este blog se abrió mucho antes de pertenecer a La Culpable y mucho antes de entrar a trabajar en las Salas de Miraflores. Mi intención siempre fue tener un canal alterno donde hacer circular ideas que no pasaban por los medios tradicionales.

Creo en todo caso que las exposiciones deberían responder a una voluntad crítica. Señalar esas (pocas) exposiciones me parece importante. Me gustaría pensar que si hay 'propaganda' en el blog es porque ella está apuntando a movilizar un poco las ideas.

En relación a tu última pregunta sobre si la posible relación en los debates en esferapública y el MAC-Lima, me gustaría saber si te refieres a algún debate en particular, si estás pensando en la dinámica discusión o...

Max dijo...

Miguel: a partir de lo que dices sobre la propaganda y la movilización de las ideas, simplemente acotaría la contraparte: la movilización de las ideas como propaganda. A lo que voy es que una distinción absoluta entre propaganda y crítica no es posible en tanto que la crítica, siendo pública, adquiere una dimensión de propaganda. Sin embargo, la propaganda no es necesariamente crítica. Lo dicho no niega, empero, que el conflicto de intereses (y el meretricio) exista. I love this shit.

Augusto: Qué paja concebir que la lógica y el debatir no están relacionados. ¿Consuma lo que el Perú produce?

Carlos Alberto Vergara dijo...

Me refiero a posiciones, como las de Alfredo Vanini en el caso del MAC Lima y las distintas argumentaciones de Carlos Salazar en torno a los discursos que cuestionan el carácter social y político del arte contemporáneo.

Anónimo dijo...

puxa, a ver,. lugares a los cuales uno pueda acudir a encontrar articulos de arte local, sean de caracter critico o informativo. pues, este es uno de ellos, k hasta hace un tiempo era el unico en nuestro medio, k adems, tb, hasta hace un tiempo (digo nuestro medio) era demasiado enano, sin pretender k el ser enano es algo subjetivo. Me parece k su publico objetivo, si, es la gente k sale de las escuelas, los autodidactas salidos despues d cinco años de estudios, o los autodidacts k no pasaron por la escuela, osea, cmo alcanzar el entendimiento de parte de gente de afinidad pero no de estudio con respecto a esto. el papel pedagogico, nose si deba partir desde aki, puede k sea como el papel de difusor, pero, claro debiera ser inclusivo, pork hasta ahora, por lo menos de parte de la critica, (k por cierto a mi me parece inutil, cuando no hay un conjunto de leyes, teoremas, nose, absolutos establecidos con respecto a el "arte?, a la manifestacion "artistica?, hasta cuando la crítica sera tan, endeble, osea, cuestionamientos y cuestionamientos, y asi, pero aun solo son una lista de autores k construyen y construyen , cada kien su propio sistema de juicios, en fin, cosa personal), decia de la critica k, parece ser k necesitas un conocimiento previo, k, la simple sensibilidad o la emotividad producida con respecto a algo no suple. pienso k debe haber otros lugares especializados.
esto no es un foro, claro, eso tmpco limita sus capacidades, pero, la participacion y el contrapunto se producen a partir de saber donde exponer tus puntos de vista, adems de mandar textos a un editor. cada cosa en su lugar no?.
de cualkier forma, me parece una excelente iniciativa, tal y cmo funciona, cmo funcionaba ants, d difusor, de blog comunicador, sin tener muy en claro el significado del termino exacto.


miguel caperos

Alias José Merino Cueva dijo...

Bienvenidos todos, las críticas, los insultos, los moderadores, los comentaristas, los participantes, los que solo leen, TODOS.
Un blog o bitácora es para esto... perfecto el concepto de enclave deliberativo.
Para mayor conocimiento consultar a Ramón Salaverría, profesor y director del Laboratorio Multimedia de la Universidad de Navarra quien participó en el Seminario Nacional "Desafíos del periodismo frente a la convergencia multimedia".
http://www.blogger.com/profile/16961164438871463037

Anónimo dijo...

Pero quien les ha hecho creer a estos chicos que "el gran publico" o simplemente toda la gente necesita del arte contemporaneo.
Yo he visitado las cuatro ultimas Documentas y puedo asegurarles que no he visto otro sitio mejor que éste en donde el gran Arte contemporaneo se hace pisotear de lo lindo por una enorme cantidad de publico dizque "interesado".
Menos teoria, muchachos, y veran mas nitida la descomposicion. SM.

julio dijo...

Me parece que el blog como espacio crítico genera ideas y discusión a la vez de razonamiento sobre algunos temas.Algunas veces lo hace sin ahondar y otras toca más de fondo los temas. Lo que genera es un espacio virtual donde se es libre para expresar y eso de por si es objetivo aunque por supuesto el autor de cada post tiene de seguro alguna postura marcada.Algunas veces también se genera un ida y vuelta bastante interesantes en los comentarios que resulta bastante gratificante por que el efecto que produce en la persona que opina ,que por supuesto no son todas.