lunes, agosto 11, 2008

Disgregar la escena: un primer pronunciamiento

Mi intención en estas líneas es dar un pronunciamiento de mi parte sobre los anteriores posteos, antes de mañana martes.

Creo que hay en algunos de los correos intercambiados conceptos equivocados a cerca de lo que es la discriminación o la exclusión. Y creo también que estos temas tienen necesariamente que formar parte de un debate amplio y abierto.

Efectivamente hay una serie de detalles que se desconocen en este diálogo masivo. Y voy también a referirme a ese errático concepto sobre mi metodología que Augusto del Valle ha en un momento señalado. Cierto, pero parcial. La convocatoria a recibir material de muchos artistas en ningún momento ha sido un compromiso de presentación de los mismos en esta exhibición. Solo ha sido una de varias estrategias para configurar un radar que me permita acceder a trabajos que desconocía y sobre algunos de los cuales muchas veces tenía noticia. En paralelo, mi función ha sido reunir material y asediar a los artistas para incluir registros y documentación sobre acciones que he considerado imprescindibles y estoy dispuesto a discutir mis argumentos, sin considerarlos ley.

Entiendo una exposición como la cristalización de un conjunto de ideas en medio de un proceso más amplio y contínuo de investigación. Lástima que genere en algunos una frustración tan grande.

Espero que visiten esta muestra (independientemente estén algunos trabajos incluidos en ella o no) como una experiencia a disfrutar o detestar por lo que ella presenta. La palabra "muestra" es más que apropiada: nunca una exhibición ha sido ni puede ser un horizonte amplio sino una manera de ejemplificar o viavilizar algunas ideas. La "redundancia cíclica" (le llamaré así al acto de mostrar una ruma de trabajos que aborden una misma temática) no es la mejor estrategia de la retórica, sino un absurdo. Efectivamente, hay otras obras (pocos casos, afortunadamente) que no figuran en la exposición por motivos ajenos a mi voluntad. El caso de Vilchez no es uno de ellos.

Para mí, de momento, en plena semana de trasnoches y fatigas, esto apunta a una cosa que me parece extraordinariamente estimulante: que una exposición aun no inaugurada genere este debate casi a ciegas, sobre los criterios de selección. Creo que, a fin de tener los cinco sentidos puestos en el tema (ya que aun hay cosas pendientes en este proyecto expositivo) solo me será posible entrar a este diálogo luego de que esta muestra sea inaugurada el martes. Mi intención principal con este proyecto es erosionar los discursos, incluso el que presento, así que la cosa está resultando más interesante de lo previsto. Disgregar la escena, recuerden. Ya he suprimido en mis objetivos las pretensiones de catastro o enciclopedia sobre la producción del arte local. Y creo que son los artistas los que tienen que empezar a crear las nuevas historias. En parte yo mismo he empezado a desistir de esa "noble" tarea.

Esta es mi propuesta: asistan a esta exposición (la entrada es LIBRE), mírenla de la manera más acuciosa y crítica posible y luego, dinamiten todos los argumentos de la sala si así creen que debe hacerse. Pero que las pasiones vayan siempre de la mano de la inteligencia, que eso es estrategia política. Yo invito al debate y no estoy (de ningún modo) a la defensiva. Espero con ansias la erosión.

Cuando se publicó el trabajo de "Accionismo en el Perú (1965-2000)" hace ya un par de años, esperé mucho por la aparición de otros ensayos o polémicas sobre el tema. Estas fueron absolutamente inexistentes. Creo que a lo más hubo señalamientos de ausencias, pero nada de teoría e ideas sobre la experiencia del arte-acción en el Perú, las razones de su (acaso) fuerza creciente o cualquier otra. Nada, un desierto. No cuento aquí las reseñas en los diarios, que son casi siempre complacientes o introductorias. Todo el espacio de escritura o historiografía del arte peruano contemporáneo me parece adormecido, anestesiado para pensar procesos más allá de la propia circunstancia. Si algo quiero con esta exposición es detonar las cosas. No responder a las expectativas, porque creo que no es esa ni la función del artista ni la función del curador. Sino marcar las fricciones y ponerlas en evidencia sin cerrarles las puertas. Así que bienvenidos sean. Si no existen miradas críticas en contra, una muestra se muere de aburrimiento.

Evidentemente lo primero será exponer mis criterios, pero eso va inmediatamente después de que todo el que quiera recibirlos por si solo tenga la oportunidad de verlos desplegados en el espacio.

Gracias por todo esto, en verdad. Me interesa que las cosas se dinamicen y que no haya indiferencia: que todo sea traslúcido. No estoy tomando esto de manera irónica.

Abrazos y saludos a todos,
Emilio Tarazona

8 comentarios:

Anónimo dijo...

ALGUIEN SABE POR QUE BOTARON A TARAZONA DEL CENTRO CULTURAL DE LA MUNICIPALIDAD DE MIRAFLORES?

Miguel López dijo...

hola,
sí, pues salió dentro de un despido masivo que hubo al interior de la municipalidad. de eso nada se ha dicho públicamente todavía, pero creo que valdría la pena comentarlo pronto porque afectó a un número grandísimo de personas vinculadas a la municipalidad, incluso a personas con muchos años de trabajo.

conozco el problema interno porque he sido parte de la oficina de artes visuales de miraflores, y cuando ocurrió el despido sorpresivo hubo un cruce de mails muy delicado sobre el tema. en ese despido desestabilizaron muchas gerencias, incluyendo obviamente Gerencia de cultura: salió la secretaria de la oficina de artes visuales, se recortaron los sueldos de manera imprevista a todos y se limitó el presupuesto de trabajo una manera tan fuerte que la recién inaugurada exposición de '10 años de Pasaporte para un artista' ha tenido que ser parcialmente financiada por los propios curadores -no es broma, ellos han puesto de su dinero para que la exposición esté en pie ahora mismo en la salas de miraflores-.

esto es inaudito y merece mi más absoluto rechazo por la desidia de la propia municipalidad. y ahora con el reciente anuncio en el diario Peru21 de la disolución de la Gerencia de Cultura pues todo está pendiendo de un hilo.

para que se sepa públicamente: sharon lerner ya tampoco trabaja allí. así que conmigo fuera y emilio fuera, está claro que el 'equipo' que intentó articular rodrigo quijano ya no existe.
me parece necesario decir estas cosas. yo aún estoy a al expectativa de lo que pueda suceder en las próximas horas ya que me comentaron que miguel molinari había presentado su carta de renuncia -aún no he podido confirmar del todo esta noticia-.

no se puede permitir que por un alcalde y una dirección municipal inepta se le quite la autonomía a la Gerencia de cultura y con ello dejar a la completa deriva dos de las salas de arte más significativas de la ciudad, y que están a punto de cumplir 25 años de existencia. lo cual merecería, por lo menos, una revisión del papel que ha cumplido en ese cuarto de siglo.

ver también el post del 7 de agosto: En peligro la Gerencia de Cultura de la Municipalidad de Miraflores.

espero haber respondido tu pregunta de como vienen sucediendo las cosas en la municipalidad. de seguro será necesario pronto hacer un descargo público sobre el tema.

Emilio Tarazona dijo...

Hola Miguel, recien llegando a casa. Confirmo tu mirada sobre la deriva de la Municipalidad de Miraflores y su Ex-Gerencia de Cultura, ahora convertida en Sub-Gerencia. Miguel Molinari a quien aprecio mucho, ha renunciado y Rodrigo Quijano está por poner su cargo a disposición. Yo he tenido muy poco tiempo como para preocuparme por ello. Solo que puntualizo que no se trató de un despido, pues, como sabes, no teníamos contratos por más de un mes y firmábamos un nuevo contrato todos los meses. Un sistema frecuente para simplemente no renovar contratos cuando los recortes de personal se imponen. Pero aquí no hubo ninguna "traición de lo permanente" (para jugar con el nombre de la muestra que Augusto del Valle acababa de inaugurar cuando ocurrio esto): todos sabemos que un cargo público es lo menos permanente que existe.
Saludos,
E.

Anónimo dijo...

ESTA ES OTRA PRUEBA MÁS DE LO SUMAMENTE ESTRECHA Y LIMITADA ACTITUD DE LA ADMINISTRACION PUBLICA SOBRE LA CULTURA, DESCABEZANDO UNA ORGANIZACION CULTURAL QUE RECIEN EMPEZABA A GESTARSE.

AUNQUE LAMENTABLEMENTE LA GESTION PRIVADA(MAC) TAMPOCO NOS DA UN EJEMPLO DE COMO DEBERIAN HACERSE LAS COSAS. SI ALGO ATINADO PRETENDIERON HACER, DEBIERON HACERLO MUCHO ANTES, ES DECIR NO HABERLES DADO EL MICRÓFONO A LOS SEÑORES: GRUEMBERG, RODRIGO Y LAMA.

CON ESAS LAMENTABLES PERFORMANCES MEDIATICAS, TERMINARON POR MATAR UN PROYECTO FUNDAMENTAL PARA LA CULTURA.

ASI ESTAMOS.

Anónimo dijo...

Nadie "boto" a nadie, anonimo. No renovar contratos es practica comun y silvestre en el Peru.
Lo importante, creo, no es este caso sino su sintoma.
Que enfermedad aflige a la gestion municipal de Miraflores, que en poco tiempo aparece en primeras planas como -ademas de racista (acuerdense de los ciclistas de Larcomar)- discutida por sus propios vecinos? Hay una obvia zozobra ante la "invasion" de no miraflorinos (eufemismo) y el despliegue de edificios de departamentos sin sustento local.
Miraflores esta a medio camino de algo.
No es Asia -la bisagra la frivolidad autoexiliada?
Miraflores no quiere ser una Magdalena; no quiere tampoco ser un Asia, ni irse al Barranco.
La actual gestion piensa a Miraflores de espaldas al Peru. Habra que esperar que su alcalde de nuevo haga puenting sin soga - como lo esta haciendo.
x.

jose dijo...

muy interesantes los comentarios sobre la gestion de subcultura del municipio de miraflow.
facil pa un nuevo debate con su post respectivo.

Emilio Tarazona dijo...

Solo precisar algo más. Hice el comentario sobre la renuncia de Molinari más arriba, pero también sé que aun no se ha notificado que esa renuncia haya sido aceptada por el Alcalde Masías. Eso pone aun no muy clara la situación o los acuerdos que se estén planteando ahora sobre las posibilidades de acción de la ex-Gerencia de Cultura en esta nueva etapa.
Por mi parte jamás hubiera tomado esa no renovación de contrato como una "censura" o algo así, ya que la Administración edil determina su propio personal. Si es esta una buena o mala decisión, no depende de mi decirlo, porque estoy involucrado en el tema (se necesitaría un ego muy grande para hacer algo así). Además, me parecería absolutamente inutil hacer un reclamo bilioso por eso, como ha hecho el señor JV. Salvando las distancias, ya que yo sí formé parte de la Oficina de Artes Visuales de la Municipalidad por casi un año, mientran Jesús Vilchez nunca, en ningún momento, formó parte de esta exposición cuando finalmente la tenía diseñada.
No obstante los temas deben discutirse, porque tanto la línea de trabajo del area cultural de un municipio así como las ideas planteadas por un curador en una muestra (siendo claro, cosas distintas) deben hacerse públicas siempre. Y eso se hace primero con la misma gestión y en la misma sala, respectivamente, antes que todo.
La exposición está abierta. Un primer conjunto de opiniones allí vetidas, también.
Saludos,
Emilio

Anónimo dijo...

La incompetencia cultural reciente pareciera ser solo patrimonio de los distritos de Barranco y Miraflores, en el primero la incompetencia viene de la mano de la más rancia y prepotente burguesia, y en el segundo de la mas rancia y prepotente burocracia publica. Concuerdo con el anónimo de las 1.06pm