martes, enero 02, 2007

Más sobre el 2006

Continuando con los recuentos de fin de año en artes visuales, el día de ayer el diario La Primera publicó las respuestas de cinco preguntas realizadas a cinco críticos de arte locales sobre el año que acaba de terminar. Existe un particular consenso en la importancia local de una exposición como Fluxus en Alemania 1962 - 1994 presentada durante diciembre, enero y febrero en las salas del Museo de Arte de Lima (MALI). Es definitivo que el espacio del Museo albergó las tres exposiciones internacionales de arte contemporáneo más importantes que nuestro país vio durante el 2006: además de la ya mencionada Fluxus cabe destacar la exposición del artista conceptual japonés On Kawara, y -en colaboración con Realidad Visual- la extraordinaria Michael Snow. Obras de luz y tiempo, con la proyección fílmica de una selección muy significativa de su obra, y la visita del propio Snow quien presentó uno de sus clásicos: Wavelenght. Ya me están dando ganas también de comentar algunas exposiciones del año pasado. Reproduzco entonces de forma íntegra el artículo aparecido ayer en La Primera.
................


Lo mejor de lo mejor 2006

Finalizando nuestro recuento de actividades de 2006, esta vez le toca el turno al arte. Así, LA PRIMERA hizo llegar a cinco críticos y curadores una serie de preguntas, a fin que sus puntos de vista sirvan para aclarar el panorama cultural referido al año que acaba de culminar hace pocas horas.

Las preguntas
1. ¿Cuál ha sido la muestra de escultura más importante del año?
2. ¿Cuál ha sido la muestra fotográfica más importante del año?
3. ¿Cuál ha sido la muestra de pintura más importante del año?
4. ¿Cuál ha sido la instalación más importante del año?
5. En general, ¿cuál considera usted que ha sido la exposición más importante?


Jorge Villacorta
1) La de Ismael Rondall Weeks, en el Icpna de Miraflores. Sin duda, se trata de uno de los escultores que está tratando de encontrar un lenguaje propio, y al hacerlo está entretejiendo lo aprendido en su formación en los Estados Unidos con cuestiones de carácter local peruano.
2) La de Carlos Chino Domínguez, en el C.C de San Marcos. Con su fotografía, él ha inventado una forma artística que nos permite o nos ha enseñado a ver en que está la identidad limeña.
3) Fluxus, en el Museo de Arte de Lima, una muestra que vino de Alemania. En ésta se confrontó la escena plástica local con el último de los grandes movimientos de vanguardia internacional.
4) La de José Carlos Martinat, Cambios estructurales, en el C.C San Marcos. Esta instalación rompió por completo las formas habituales de trabajar en el espacio en Lima, que es una ciudad austera, dura y precaria.
5) Definitivamente Fluxus, en el Museo de Arte de Lima.

Silvio de Ferrari
No he asistido a todas las muestras, así que no puedo dar una respuesta muy certera. Además, según mi criterio, las exposiciones son reiterativas, no hay nada en especial. El arte peruano sobresale muy poco, no tiene prestigio en el ámbito internacional. Nuestro arte ya no es un arte “romántico”, se ha convertido en un objeto negociable. Ahora, si tengo que rescatar las mejores exposiciones lo haré sin que me vinculen a un crítico de arte. Yo opino como ciudadano.
1) La retrospectiva de Alina Canziani, en el Icpna de Miraflores. Me ha parecido interesante, es una gran e innovadora artista que hace años que no exhibía.
2) Son reiterativas, no voy a resaltar ninguna especial.
3) Fluxus, en el Museo de Arte de Lima. Es una exposición que no fue apreciada ni por los críticos ni por el público, pero realmente fue una gran muestra, la mejor de los últimos veinte años. También la muestra de Botero, es otro gran acontecimiento del año, y por último la de Fernando de Szyszlo, la que presentó hace un mes.
4) No hay ninguna en especial.
5) Fluxus, en el Museo de Arte de Lima

Jorge Bernuy
1) La de Benito Rosas, en el Icpna de Miraflores. El volumen y el trabajo del bronce fue muy bueno. Es uno de los pocos artistas que tiene una temática peruanista, pre-inca. La síntesis de la propuesta escultórica estuvo muy bien.
2) La de Baldomero Alejos, en la cual resalto la calidad de las imágenes.
3) La del italiano Giorgio Morando, que se tituló Naturaleza muerta. Este artista es uno de las grandes lumbreras de Italia. También la muestra antológica de Adolfo Winternitz, uno de los que trabajó los grandes vitrales de Lima; la fundación del museo de Gerardo Chávez, en el que se expone grandes obras de arte, tanto de origen nacional como internacional. Por último, la muestra antológica de David Herskovitz, uno de los artistas más expresionistas del Perú con obras muy importantes en los años sesenta.
4) La de Carlos Runcie Tanaka, en el C.C San Marcos, por la cantidad de obras presentadas y excelente planteamiento plástico. Es una propuesta de primer orden y además, el artista es muy creativo.
5) La exposición de Carlos Quíspez Asín, en el ministerio de Relaciones Exteriores. Es una muestra antológica con sus mejores obras, introduce el arte contemporáneo al Perú. Asimismo, propone un lenguaje moderno en su pintura. Definitivamente es un excelente pintor, innovador, ligado al cubismo y considerado, en la actualidad, como el mejor muralista peruano.

Gustavo Buntinx
1) Son varias, prefiero no responder, sería injusto de mencionar una de ellas.
2) La muestra titulada Yuyanapaq: para recordar, organizado por la CVR.
3) Hay quince muestras, aproximadamente, que son muy buenas, pero no quiero dejar de mencionar algunas, así que prefiero no opinar al respecto.
4) Yuyanapaq: para recordar.
5) Nuevamente digo Yuyanapaq: para recordar. Esta muestra fue importante tanto en términos artísticos, culturales como históricos y políticos. La exposición es un justo acompañamiento del informe final de la CVR.

Elida Román
1) La de Percy Zorilla, en Casacor 2006; ésta se consolidó como una muestra muy personal. También la de Sonia Prager, en la galería Fórum, la cual marca un cambio de lo que ella hace. La de Benito Rosas, en la galería de Lucía de la Puente; una exposición muy rotunda. La de Aldo Shiroma, en la galería Forum; esta muestra mantiene un sentido lúdico, irónico, es muy personal. Además de la retrospectiva de Alina Canziani, en el Icpna de Miraflores; entre otras exposiciones realizadas en la Municipalidad de San Isidro.
2) La de García Alix, en el C.C de España; es un maestro de la fotografía. Proyectos difíciles, de Santiago Roose; es un joven talentoso e innovador. La de Anamaría McCarthy, La edad vive de cabello en cabello, en Artco; una muestra con una cuestión simbólica muy bien planteada. Finalmente, la de Antonio Pescheira, con Michigan: cuatro estaciones, una muestra que indaga sobre las posibilidades de la representación, es un reconocimiento real entre lo conceptual y lo metafísico.
3) La de Fernando Gutiérrez, Huanchaco, en Lucía de la Puente. Se trata de un artista joven, y ésta fue su primera muestra, una especie de neopop, en fusión con lo popular y con una narrativa que habla de la violencia urbana-cotidiana.
4) La de Ismael Rondall Weeks, en el Icpna de Miraflores. En ésta metaforiza la vida contemporánea con cosas increíbles, tiene una capacidad escenografita muy buena. La de Patricia Villanueva, en Artco, con la muestra Doppelganger, que está muy bien planteada en un juego de identidades. La de Carlos Runcie Tanaka, en el C.C de San Marcos, una gran exposición muy bien presentada con mininstalaciones. También la de Juan Javier Salazar, en la galería Pancho Fierro.
5) Fluxus, en el Museo de Arte. Una exposición itinerante que nos mostró el origen de muchas formas en que se hace arte. Definitivamente fue un regalo. Por otro lado, el mejor acontecimiento del año fue la fundación del museo de Gerardo Chávez.


...........................

Actualización - Remitido por Gustavo Buntinx el sábado 13 de enero a las 14:00 hs. aprox.:

Comentarios a la encuesta de La Primera

“Desde la década de 1980 vengo manifestando mi desazón ante el formato periodístico de nóminas de favoritos presentadas como balances plásticos del año. Al no proporcionar los espacios requeridos para una ponderación matizada, esos ejercicios suelen trivializar la densidad y especificidad de cada propuesta artística, imponiendo comparaciones valorativas que por lo general son imposibles y no vienen al caso. El gusto termina así imponiéndose a la reflexión, y ésa es una circunstancia contra la que siempre me he rebelado. Es además difícil opinar en términos competitivos sobre una escena en la que uno mismo mantiene un papel activo.

En el caso puntual de la encuesta planteada por La Primera existe también el problema de una clasificación por géneros que ya no es operativa para la comprensión de nuestra promiscua producción visual. Carlos Runcie Tanaka, por ejemplo, ¿es un “escultor”, un “ceramista”, un “instalacionista”, un “video-artista”? ¿Y cómo encasillar a Ishmael Randall? Et ceterae. Por eso mi respuesta a la llamada telefónica de ese periódico se limitó al ruego de que no se incluyan opiniones mías en aquel cuestionario, salvo tal vez para reafirmar la importancia político-cultural de que la exposición Yuyanapaq haya logrado otra vez ser expuesta, ahora en el Museo de la Nación y con un feliz planteamiento museográfico. En ella encontramos un poderoso correlato visual al Informe Final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación, uno de los libros más históricamente importantes que en relación al Perú se hayan escrito desde los Comentarios reales de Garcilaso Inca de la Vega y la Nueva coronica y buen gobierno de Guamán Poma de Ayala.”

Gustavo Buntinx

...........................


[imagen: Henning Christiansen, Hammermusik, 1993]

4 comentarios:

Max dijo...

No quiero necesariamente replicar el discurso kraussiano del post-medium condition, pero creo necesario preguntar ¿por qué las categorías de medios: pintura, escultura, foto, etc.? ¿No son los términos en que es hecha la encuesta acaso sintomáticos del “panorama cultural” (en materia discursiva) que la encuesta misma pretendía aclarar? Más aún, ¿acaso el carácter público de esta encuesta no perpetúa precisamente el “panorama cultural” en esos problemáticos rasgos discursivos?

Un abrazo,
Max

Miguel López dijo...

Sólo les faltó preguntar cuál era el mejor video, la exposición de grabados más importante, la mejor exposición de dibujos, la mejor performance..., aunque si hubieran querido estoy seguro que hubieran ampliado los términos hacia el mejor proyecto site-specific, la mejor intervención de espacio e interminables etcéteras a punto de agotar toda categoría posible.

Al margen de las buenas intenciones del entrevistador del diario queda clarísimo, como bien adviertes, las limitaciones que nos embargan. Y ya quisiera pensar que tales limitaciones son únicamente de los mass-media!! La realidad es otra y, como bien lo sabes, las diferencias 'disciplinares' parecen construir desde las propias escuelas la base de un sentido anticipado en el arte.

Pero bueno, no queda duda al menos que la consideración pública del arte contemporáneo pasa aún por sus características formales.

Hay respuestas peculiares sin embargo: Villacorta y de Ferrari señalan que la mejor expo de 'pintura' es la de Fluxus. Afirmaciones que parecen desbordar ironía en un contexto como el nuestro -más de un lado que del otro-, ya que veo difícil que Julia Navarrete pueda reconocerse como pintora en una exhibición de Fluxus. Pensar la presencia de Fluxus como nuestra exposición de pintura más importante del año me parece deliciosamente subversivo, ojalá nadie se sienta ofendido.

Max dijo...

Ciertamente me pareció muy ingenioso y significativo poner a Fluxus como “pintura.” De hecho incluso diría que en ese espíritu lúdico que se trasunta es en sí misma una respuesta bien “fluxus.” Eso sí, siguiendo la línea de tu comentario a mi comentario en cuanto a las limitaciones que exceden a los mass-media y que se entierran cual raíz en el terreno pedagógico, no creo que mucha gente se sienta ofendida porque (y me disculparás la malicia) no estoy seguro de que capten el chiste.
Un abrazo.

CHRISTIANS LUNA dijo...

Repetición/Institución/Repeat, tres palabras que plantean el transcurrir de cada año.
Lo habitual/tradicional solo sopesa proyectos generados en sala de instituciones, y que pasa con lo eventos paralelos tal como lo cita miguel, cual es el espacio que articula este grupo de sucesos y porque esta siempre al margen, política institucional o política castradora. Más que hablar sobre proyectos o trabajos personales se debería plantear la telaraña artística que se va construyendo en torno al experimentalismo. O a la recuperación de espacios como antologías, retrospectivas, o mecánicas curatoriales como miradas de fin de siglo que continua la labor ya gestada en el 1998 por el laberinto de la choledad y seguidamente nos toparíamos con el proyecto urbe y arte, hasta llegar a la publicación histórica de accionismo en el Perú. Y terminaría con felicitar el espacio creado por ti miguel arte-nuevo, logro que permite articular imágenes difuminadas de la realidad local y extranjera muchas veces no compartidas por lo institucional, que solo genera nexos con lo experimental con la única idea de estar a tono con lo que pasa afuera y no por un mero acceso y posibilidad de lo paralelo.


Christians Luna