jueves, setiembre 03, 2009

Posiciones en conflicto. Jaime Iregui - Miguel López

A propósito de mi último post en este blog y en esferapublica, el editor de este último, Jaime Iregui, se encontró conmigo ayer en Bogotá para retomar en una breve conversación algunos hilos de mi escrito y del debate. La idea de pensar la acción de Bruguera como un collage parece insinuarla indirectamente ya Lucas Ospina en su acotado pero sugerente envío titulado Memorias del Subdesarrollo. Gran parte de mis opiniones partieron de presenciar la 'discusión' del día sábado en torno a la obra de Bruguera en la Universidad Nacional, y cuyas intervenciones completas pueden ser oída aquí (y aquí las intervenciones y respuestas de Gomez Peña y Rocío Boliver también presentes en la mesa).
........

Posiciones en conflicto


Sobre el performance de Tania Bruguera se han dicho muchas cosas y todavía se pueden decir muchas más. Entre ellas, la forma como el público de sus últimos performances ha dado cuenta de lo que sucedió en el momento de su presentación.

En el caso del presentado en la Bienal de la Habana, el público estaba compuesto por curadores, artistas y visitantes de varios países que tomaron fotografías y grabaron videos que luego se divulgaron a través de varios blogs y otros medios de comunicación, dando visibilidad fuera de Cuba a la falta de libertad de expresión y el acceso restringido en la isla a medios como el Internet. En la Bienal de Venecia el público era similar y, según cuenta la artista, se mostró alarmado por el uso que hacía Bruguera de un revolver cargado que usaba como parte del performance para jugar a la ruleta rusa, lo que llenó el ambiente de tensión y rechazo a la acción.

En el caso de Bogotá, su presentación se hizo ante un público en su mayoría local, compuesto por artistas, profesores, estudiantes de arte y algunos participantes extranjeros invitados al Encuentro Hemisférico. Las percepciones y opiniones de varios de los asistentes se empezaron a publicar de forma inmediata en este foro dando lugar a un intenso debate en el que coexisten manifestaciones que, a pesar de entrar en conflicto y parecer irreconciliables, coinciden en aspectos como la exigencia de un mejor conocimiento del contexto local y/o de los conceptos y dinámicas implícitas en la obra de Tania Bruguera.

"Sobre estas posiciones en conflicto, así como la idea de pensar la acción de Bruguera como un collage y otros temas que propone en su texto Despolitizarlo todo (a propósito del debate en torno a la obra de Tania Bruguera) trata esta conversación con Miguel López, editor del blog de crítica Arte Nuevo."



Se recomienda escuchar con audífonos.

Jaime Iregui

1 comentario:

Dimo Java-Lee Garcia dijo...

Es tan sencillo bajar a estas personas de la nube que no soporto la tentación de hacerlo nuevamente.

Lo problemático aquí no es el incidente del performance, ni tampoco la moral ni la política.

Para los partidarios de este tipo de adefesios prácticos y teóricos lo que es realmente problemático es que existan personas que, al contrario de lo exhibido, SI tengan trabajos serios en artes plásticas.

Que artistas comprometidos estén haciendo trabajos que ponen en riesgo toda una concepción falsa y acomodaticia del arte actual es, para muchos deshonestos, el gran problema.

Este problema se debe ocultar publicando textos y textos en internet que demuestren que los performances tipo Bruguera dan origen a grandes reflexiones.

De otra parte, otros se dedican a sacar partido proponiendo debates al mejor estilo de los periódicos amarillistas pero para el consumo reducido de medios artísticos locales.

Todo esto es risible y entretenido, pero poco o nada tiene que ver con la actividad artística, y mucho menos con la investigación en arte.

¡Grandes causas camaradas!