domingo, abril 12, 2009

Dig me out

Via el curador vasco Aimar Arriola me entero del reciente proyecto "Dig me out. Discursos sobre la música popular, el género y la etnicidad", una publicación DVD y archivo online de María José Belbel y Rosa Reitsamer, producida por Arteleku. El proyecto intenta repensar las estructuras de trabajo feministas, queer y antirracistas frente a los modos homogéneos de producción y circulación de la música, sus escenas y discursos. Los editores señalan que Dig me out abarca "diferentes perspectivas de personas, en su mayoría mujeres, que se dedican a la música, a la teoría, al periodismo, a la escritura y al activismo en relación a la música, y que ponen en tela de juicio la normatividad de género, el racismo, la homofobia y la transfobia en la música popular." La web es una especie de pequeño archivo musical y visual con contribuciones de diferentes regiones europeas -Este y Oeste- y presenta contribuciones textuales, de audio y vídeo de artistas como Miguel Benlloch, Jon Mikel Euba, Itziar Okariz, Azucena Vieites, Pripublikarrak, Soytomboi, entre otras. Reproduzco el texto de presentación del proyecto.
.....

Dig me out
Discursos sobre la música popular, el género y la etnicidad.


Una publicación en DVD realizada por María José Belbel y Rosa Reitsamer y financiada por Arteleku (Diputación de Guipúzcoa, Donostia/San Sebastián, País Vasco)

La música popular expresa nuestros deseos y anhelos políticos más profundos, los aspectos más luminosos de la vida que imaginamos. Es una muestra de amor, de deseos post/adolescentes, de sexualidades y géneros posibles. Es un campo de investigación y de base para las redes de trabajo feministas y antirracistas.

Partiendo del hecho de que la música no constituye un tema único, sino un terreno apto para expresar y generar intereses, deseos y sueños diversos, que la música interactúa con otras prácticas artísticas a la que está estrechamente vinculada como la performance, la danza, las artes visuales, la moda y la poesía, el dvd DIG ME OUT. Discursos sobre la música popular, el género y la etnicidad, abarca diferentes perspectivas de personas, en su mayoría mujeres, que se dedican a la música, a la teoría, al periodismo, a la escritura y al activismo en relación a la música, y que ponen en tela de juicio la normatividad de género, el racismo, la homofobia y la transfobia en la música popular. Estos mecanismos de inclusión y exclusión están profundamente enraizados en la industria musical globalizada, en la que el setenta y cinco por ciento de la cuota del mercado global se halla en manos de las cuatro discográficas más importantes, mientras que la gran mayoría de músicos e intérpretes del hemisferio sur carecen de acceso directo a estos ricos mercados.

Desde la década de los años setenta (como muy tarde), es evidente que las mujeres dedicadas a la música han tenido que hacer frente a diversos obstáculos e impedimentos que les hacían muy difícil desarrollar su trabajo. La experiencia de quedar excluidas de las subculturas y de las escena musicales como creadoras, aunque no como consumidoras, ha llevado consigo que las mujeres, las lesbianas y las personas queer hayan creado grupos de música y sellos discográficos y desarrollado estructuras de trabajo como fanzines y festivales de música de mujeres y organizado fiestas y eventos para escapar de la cotidianeidad de los roles de género inamovibles y socialmente controlados, del aburrido aburrimiento.

Desde que aparecieron sus primeros frutos, nuevos y potentes agentes se han hecho visibles con el Punk, el HipHop y la música electrónica. Ellos nos han permitido repensar de forma crítica el concepto de subcultura como un fenómeno cultural de los jóvenes blancos y heterosexuales. Las bandas de mujeres de HipHop, el movimiento de las riot grrrls, las subculturas bolleras, los ladyfest y el ethos radical de la cultura de zines hechos por mujeres se desarrollaron durante toda la década de los años noventa y pronto se difundieron por todo el mundo. Y aunque las imágenes pop globalizadas de un modelo de masculinidad y de feminidad “ideales” están penetrando en casi todos los ámbitos públicos y privados, las nuevas tecnologías de la comunicación se están utilizando como herramientas para desarrollar estrategias y prácticas culturales, musicales y políticas que tienen por objetivo poner en tela de juicio el orden social y la cultura hegemónicos.

Según bell hooks, la escritura y las artes de la performance deberían profundizar el significado de la palabra, deberían iluminar, atravesar y transformar los límites. Tomar en serio esta frase implica esforzarse por conseguir una idea sofisticada de conciencia política radical en el ámbito de la música popular dentro de las condiciones de vida postfordista. Por lo tanto, es necesario ampliar los espacios productivos en que se reconozcan las diferentes tradiciones de las artistas feministas, lesbianas y queer, espacios en las que se pongan en cuestión las concepciones sobre la feminidad blanca occidental en la música popular y espacios en los que llegue a ser visible la herencia feminista. Nuestro objetivo consiste en fortalecer las estructuras de trabajo feministas, queer, antirracistas e intergeneracionales, así como las estrategias emancipatorias que atraviesen las fronteras nacionales con el fin de generar y respaldar espacios reales, simbólicos y virtuales de acción colectiva.

Este DVD incluye fundamentalmente contribuciones de diferentes regiones europeas del este y el oeste y se ha centrado en buena medida en el trabajo de las mujeres dedicadas a la música en las distintas nacionalidades y regiones del Estado español.

Hay muchas personas “hay afuera” que se dedican a la música, a la actuación, a la escritura, a la teoría y a las artes visuales en relación a la música cuyo trabajo es excelente y ha sido un gran placer reunir a un grupo de ellas para realizar este DVD.

Disfrutad escuchando, viendo y leyendo.
María José Belbel y Rosa Reitsamer
Enero de 2009

No hay comentarios.: