jueves, enero 08, 2009

2008: Un año de inflexiones y de anuncio de cambios - por: Emilio Tarazona

El crítico de arte y curador Emilio Tarazona -colaborador de este blog- publicó el pasado 31 de diciembre una revisión del año 2008 en el diario Peru21 que aquí reproduzco.
.......

2008: Un año de inflexiones y de anuncio de cambios

por: Emilio Tarazona

Existen índices psicológicos, y no solo económicos, del crecimiento alcanzado por nuestro país en los últimos años. Quizá algunos de ellos resultan más elocuentes y relevantes en otros aspectos, como el que atañe a lo que ha ocurrido recientemente con la escena de las artes visuales. Entre estos destacaría la autoestima, la confianza y el optimismo (aspectos, en principio, favorables). No obstante, estos índices contribuyen también a cierto adormecimiento de la mirada o del comentario crítico sobre el presente y la manera en que este viene alineándose a los parámetros del capitalismo global, incluyendo allí la esfera de la cultura.

La impresión que queda es que la capacidad del arte para afectar el curso de lo social –aun cuando persiste– se ha reducido, mientras se amplía su ansia y capacidad para insertarse en una escena latinoamericana y mundial, fortaleciendo paralelamente el mercado y el coleccionismo interno.

A inicios del 2008, la galería Lucía de la Puente nos presentó el trabajo reciente del artista peruano Aldo Chaparro, radicado en México desde hace varios años. Vimos una propuesta ya dirigida hacia lo conceptual, sin dejar de lado su vía rutilante. Poco después se presentó la primera exhibición de la artista Janine Soenens, titulada El invariable entusiasmo de Sísifo, en la Sala Raúl Porras Barrenechea de la Municipalidad de Miraflores. A pesar del constatable interés que llegó a despertar entre artistas jóvenes, esta muestra tuvo poca repercusión en prensa y ocurrió algo similar con la exposición que, a fines de agosto, abrió la Sala [e]Star –ubicada en el Centro de Lima y bajo la dirección de Jorge Villacorta– reuniendo a jóvenes escultores de la Facultad de Arte de la Universidad Católica con propuestas que difícilmente podrían desplegar bajo los estrechos parámetros de la formación académica, hace mucho obsoleta, que imparte esta institución. Los artistas involucrados fueron Alexia Pedal, Carlos Risco, Jaime Miranda, Karim Pérez, Galahad Ledgard, Koening Jonson, Carla Higa y Sergio Abugattás.

Ambas exposiciones constituyen indicadores de un entusiasmo con capacidad crítica escaso, pero revelador, considerando que [e]Star es, actualmente, el frágil contrapeso independiente y no venal de la abrumadora presencia de galerías comerciales en los últimos años en Lima, nuestra ciudad.

La Gerencia de Cultura de la Municipalidad de Miraflores ha tenido un buen año a pesar de su intempestivo cierre durante el mes de agosto, motivado por la inestabilidad política de la alcaldía. Así, aun con falencias, la 'Noche en Blanco’ es una buena iniciativa que debería continuar. Las muestras de Fernando Bedoya, la dedicada a los 10 años del concurso 'Pasaporte para un artista’ y la exposición de Juan Javier Salazar, que enfatiza su afinidad por el cómic y por la narración de historias, se encuentran entre las mejores.

Independientemente a otra pésima perspectiva edil, el MAC-Lima de Barranco ha optado –desde febrero– por presentar exposiciones aun sin culminar su construcción. Iniciativa que saludamos.

Entre las miradas antológicas, o panorámicas, se destacan la de José Tola, Gastón Garreaud, Fernando La Rosa, la dedicada a la Cia. PPPP de Alberto Casari y, particularmente, la excepcional exposición Orígenes virreinales de la imaginería popular, curada por Ramón Mujica, todas en el Icpna, así como la dedicada a Carlos Quizpez Asín, en la Asociación Cultural Peruano Británica.

Las muestras de Santiago Quintanilla –a pesar de reproducir su propia fórmula en toda su exposición– y la de Claudia Martínez, en 80m2, han resultado presentaciones significativas. Como también la confluencia de las muestras Línea de Nasca, de Luz María Bedoya, y Datos insuficientes, de Nancy La Rosa, nuevamente en 80m2. Señalo confluencia porque, pese a la independencia de ambas artistas con sus propuestas, sus trabajos establecían un interés por descentrar la mirada de un territorio de visión consensuada o esquemática. El espacio de las Líneas de Nasca visto desde el llano suelo haciendo invisibles las figuras que las líneas dibujan, en el caso de Bedoya, y mapas no bien cartografiados por la Carta Nacional del Perú como punto de partida, en el caso de La Rosa. Ambas se toman como una suerte de metáforas que contravienen lo que puede ser la visibilidad hegemónica (desde arriba hacia abajo) para acercarnos a una imagen distinta que sea tangible solo a causa de una proximidad sin plano, trazado ni representación.

Quizá en nuevas cartografías también puede fijarse la presencia de un espacio como la galería Revólver y su decidida apuesta por una veta significativa del arte joven local, además de las presentaciones de artistas extranjeros que ha promovido. Su éxito durante la feria de ArteBa en Buenos Aires –donde el Museo de Arte de Lima (MALI) adquirió obras de artistas como José Carlos Martinat y Giancarlo Scaglia, vinculados a ella– y las posteriores exposiciones en su local en Miraflores desatan un interés revelador de las transformaciones del medio que comentaba inicialmente.

Luego de la muestra titulada Never endings, de Cornelia Parker, el MALI inició la remodelación de sus espacios y una intensa transformación de favorable pronóstico. No dejando de lado la ampliación de su colección de arte contemporáneo, cuentan ahora como pieza clave del equipo con la curadora Tatiana Cuevas, anterior curadora asociada en el Museo Tamayo de Ciudad de México. Ello genera expectativas para su reapertura en 2009.

Allí donde antes podía afirmarse que el arte peruano no estaba en el mapa, ahora parece que se esboza la impresión de que su inscripción es inminente y que, incluso, está abriéndose paso a un posicionamiento internacional.

Preguntas pertinentes resultan aquí: cuáles son esos espacios aún invisibles –con datos insuficientes que requieran perspectivas llanas– y qué nuevos ángulos de visión pueden plantearse aun con mirada crítica sobre este presente aún por auscultar.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

reflexiones para nombrar a sus conocidos, o acaso fue lo unico que paso en el mundillo del arti en el 2008 ?

Anónimo dijo...

EXACTO!
ademas no firmamos para no perder la esperanza de que nos mencione el proximo año...pero lo dicho anteriormente es EXACTO.

rodrigo dijo...

en esa revision sobran innecesarios nombres, y faltan muchos otros. como por ejemplo el trabajo de la gente de la casa Martin Olivios.

Anónimo dijo...

Es un error afirmar que la expo ocupando "estaba reuniendo a jóvenes escultores de la Facultad de Arte de la Universidad Católica con propuestas que difícilmente podrían desplegar bajo los estrechos parámetros de la formación académica, hace mucho obsoleta, que imparte esta institución" pues todos los participantes tenian propuestas similares cuando estudiantes y a nadie se le impido "desplegar" su propuesta.
También es un error afirmar que hay una "abrumadora presencia de galerías comerciales en los últimos años en Lima, nuestra ciudad" en contra de la solitaria (e)Star. Primero que menos de 10 no abruman a nadie en una ciudad (la nuestra) de mas de 8 millones de habitantes y segundo que en un sistema saludable las galerías comerciales no significan ningun peligro para las propuestas artisticas, sino mas bien todo lo contrario. Por otro lado estar no debería estar sola haciendo contrapeso ni mucho menos, CCespaña, Telefonica no son comerciales o si?.
Y ni que decir del error por aplaudir a revolver y la compra del Mali en BA, lo mismo que ocurre en la política, igualitito, y los peruanos seguimos siendo cholitos