jueves, noviembre 06, 2008

Vergonzosa CENSURA de la Municipalidad de San Isidro sobre la galería Vértice y la exposición de Cristina Planas!!!

Mientras escribía un post sobre una exposición de la galería Vértice para el espacio boliviano Kiosko -que voy a postear a continuación- me llegó, vía un comentario anónimo en el post anterior, la noticia de que habían censurado la exposición de Cristina Planas. Me pareció absurdo pensarlo de pronto, pero efectivamente, el diario El Comercio en su versión online informa que sí, acaba de cer clausurada la galería hace muy pocas horas.

No es del todo sorprendente que esto suceda en un distrito tan particularmente conservador como San Isidro. Y una municipalidad tan patética que, con la excusa y acusación vergonzosa de "carecer de licencia" lo cual es a todas luces una pantalla, optó por atender los rancios reclamos de un grupo organizado de vecinos católicos frente a lo que consideraron "ofensa" para la Iglesia y sus santos. La situación raya en lo delirante y creo que se hace necesario una enérgica respuesta por parte de la comunidad artística frente a este tipo de intervenciones jerárquicas e injustificadas. Es absolutamente inconcebible que algo así pueda seguir pasando, y más en un distrito que condensa gran cantidad de espacios e instituciones culturales -y dicho sea de paso varias otras galerías de arte-. Quizá sea necesario elaborar pronto una carta abierta dirigida al alcalde de San Isidro y a la opinión pública, y que pueda ser firmada por toda la comunidad artística -que en San Isidro no es poca- comprometiendo incluso a las propias instituciones establecidas allí, para que este comportamiento y hostigación municipal no se repita! Y menos aún bajo la espantosa manipulación de la Iglesia. Que asco.
.....

Clausuran la Galería Vértice en San Isidro

14:58 | Vecinos y representantes de la Iglesia Católica protestaban por la muestra de Cristina Planas "La Migración de los Santos" en dicho local


Luego de una serie de protestas por parte de los vecinos de San Isidro y algunos representantes de la Iglesia Católica por la muestra de Cristina Planas, "La Migración de los Santos", la municipalidad de dicho distrito decidió clausurar la Galería Vértice.

Las autoridades de dicha comuna aseguraron que el local no cuenta con la licencia reglamentaria para funcionar como galería.

Las reacciones iniciales entre diversos artisitas reifieren una posible censura. Esto ocurre cuando faltaba apenas dos días para concluir el período de la muestra donde observamos a Sarita Colonia, Santa Rosa, San Martín de Porres y al Señor de los Milagros en un tono kitsch y en ropa interior, con la finalidad de mostrarlos frágiles y vulnerables ante el mundo. Esto desató la ira que fue plasmada en cientos de correos electrónicos. Para muestra un botón: http://www.fatima.org.pe/contentid-232.html.

Cabe recordar que el crítico de arte Luis Lama dijo en la revista "Caretas" que "Cristina Planas no trasgrede la moral ni las buenas costumbres, pero si viviéramos en un país respetuoso de los demás y practicáramos la tolerancia, se hubiera evitado este escándalo gratuito, porque todo artista tiene derecho a recurrir a íconos que no son exclusividad de la Iglesia Católica, sino de nuestra imaginería popular".

......

Y aquí un video de la exposición tomado del blog Presencia Cultural:


10 comentarios:

lunik dijo...

Una pena el cierre de vertice. Uno de los pocos espacios con buena apuesta y más lamentable aún cuando ya se acercaba la muestra de Natalia Iguiñiz.

lo vicio dijo...

Además del carácter frívolo y grotesco de la muestra, salta la nota chocante y blasfema: ¡nuestros santos aparecen en ropa interior!


???!!!!

Anónimo dijo...

Que ridiculos! como se les ocurre clausurar la galeria, vi el video y en ningun momento es blasfemo. Que los santos acaso no fueron humanos y ademas es un recreacion del imaginario no una representacion catolica de los santos.

M. Isabel (antes Danza Invisible) dijo...

Comparto con ustedes mi post sobre este mismo tema:

http://palabrasvanyvienen.wordpress.com/2008/11/07/galeria-vertice-clausurada-%C2%BFclasismo-galopante/

Y que conste que yo soy católica practicante. Pero si nuestros guías católicos se van a poner en este plan, consideraré la posibilidad de migrar al adventismo, al mormonismo, o a cualquier otra religión cristiana que no perpetre estos atentados contra la inteligencia.

Anónimo dijo...

1.- Parece que ser artista significa no tener consideracion hacia las creencias de otras personas.
2.- Parece que a los artistas se les acabo la creatividad que tienen que colgarse de las imganes catolicas.
3.- Dicen tambien que S.I. es conservadora, y me pregunto, que tiene de malo ser conservador?. Al contrario eso me hace dar cuenta que camino en valores y no en la inmoralidad. Ustedes cambian la verdad y las justifican.
4.- Es un acto de intolerancia burlarse de lo que creen otras personas, si les parece que es una locura dar tanta importancia a esto es su problema, pero eso no les da derecho a OFENDER a los creyentes.
LA LIBERTAD NO ES SINONIMO DE MEDIOCRIDAD, NI DE HACER LO QUE ME DA LA GANA. HAY Q PENSAR QUE HAY OTROS QUE SE PUEDEN OFENDER.

BAJENSE DE SU NUBE Y DEJEN DE AMENAZAR CON DECIR "CUCUFATOS, INTOLERANTES, CONSERVADORES", PORQUE NADIE LES TIENE MIEDO.

SON GALLOS, NOSOTROS TAMBIEN

Miguel López dijo...

Desde mi punto de vista la artista no le está faltando el respeto a ninguna imagen. Y tampoco es intención de nadie -ni de este blog- de ofender a los creyentes (mi familia es católica, by the way), porque es evidente que la opinión de este pequeño grupo de vecinos de San Isidro no representa la posición de la Iglesia -no podemos generalizar-.
Y claro, es evidente que cada uno puede ser lo conservador que quiera, pero por ello no se le puede pedir al arte que venga a reafirmar creencias religiosas o no, y tampoco se puede pretender privatizar el uso de determinadas imágenes en un acto tan fetichistamente iconofílico que me hace dudar incluso de si acaso no se está errando en ese sentido devocional. Y me sorprende -o quizá no tanto- que no se tomen en cuenta otras formas de religiosidad popular, migrante o vernacular, que es gran parte de la reflexión que Planas realizar en su exposición. Parece que se ignorara además la construcción de la religión en el Perú en los procesos mismos de evangelización, en la construcción de una modernidad devenida de la colonia, y cómo esos procesos generaron precisamente ritos, fiestas y representaciones de maneras muy distintas al catolicismo occidentalismo aburguesado. Para mí hay un reclamo que, incluso, involuntariamente, parece querer implatar de forma policial las "formas de representar". Y esa dimensión de "cómo se representa" y "cómo debe ser representado". Es una discusión profundamente política en ese sentido. Porque el argumento de la ropa interior es bastante vergonzoso -digo, como argumento-, ya que resulta evidente que aquí está en juego mucho más que simples pudores (y para mi, incluso, con esos reclamos de representar a la Virgen como "una perdida" hay además una dimensión de prejuicio opresivo sobre el cuerpo de la mujer profundamente fuerte, pero eso ya quedará para otra discusión). Yo creo que es contraproducente no tomar la exposición como un proceso reflexivo, capaz de señalar nuevas complejidades y fisuras sobre el proceso de construcción de la religiosidad local en sus dinámicas contaminadas del día a día. O acaso se ignora también el uso y presencia de iconografía teratológica y ambivalente en las propias representaciones de la religión.
El arte debe permitirnos añadir preguntas sobre lo que aparentemente sabemos, no puede estar al servicio del Estado o de la Religión. De otro modo nos convertimos en inútiles policias de un orden consensual, despolitizado, incapaz de volver sobre sí mismo para repensar su lugar y su enunciado.

gondief dijo...

1. ¿Debió cerrarse la galería? Sólo si había una infracción de la norma municipal de funcionamiento. Caso contrario, es un abuso. Pero ojo: un galería es un negocio, no tiene corona. Si a una bodeguita de barrio la cierran por incumplir, ¿por qué no cerrar a una galería por lo mismo?

2. Sí, la muestra es ofensiva con una comunidad porque apunta a restarle sacralidad a personajes que son sagrados para esa comunidad ¿La Constitución garantiza nuestro derecho a ofender a un grupo de la sociedad?

3. La muestra es una nulidad estéticamente, pero hasta las mediocridades tienen derechos a expresarse.

4. El mainstream artístico quiere precisamente un arte como el de esta tipa: publicitario, escandaloso, vacío.

Miguel López dijo...

estimado gondief, imagino que no leíste mi comentario anterior. para mi está claro que la exposición no le falta el respeto a ninguna sacralidad, sino que pone en cuestión el presupuesto ideológico que funda y canoniza aquella sacralidad como única y unidireccional (porque es evidente que toda religión, sea cual fuere, es construcción histórica e ideológica). yo mas bien me trataría de hacer otras preguntas al margen de cualquier fiscalización legal u opinión estética -que para mí la verdad es lo de menos, si el arte me interesara solo por su dimensión más superficial y enajenantemente boba hace rato me hubiera cambiado de profesión, a mí me interesa el arte por su dimensión radicalmente política, es decir, por su capacidad de invertir e imaginar otros órdenes-.
y yo me pregunto ¿es que acaso le tenemos tanto miedo al cuestionamiento sobre nuestra propia ideología? ¿cuanto de autocrítica somos capaces de sostener?

VICTOR dijo...

Miguel Lopez dice:

"Acaso le tenemos tanto miedo al cuestionamiento sobre nuestra propia ideologia".

Una frase que trata de amedrentar a los que defienden lo CORRECTO. No se trata de miedos, se trata de RESPETO, asimismo, nadie tiene derecho a cuestionar la ideología de nadie. Acaso porque eres artista te has ganado ese derecho?. Puedo debatir e intercambiar ideas con el sustento del caso, pero de ahí a burlarse de personas que representan para los católicos una vida de valores, de sacrificio y de rechazo a la mediocridad hay una gran diferencia.

También dice: "Cuanta autocrítica somos capaces de sostener", pues es obvio que los artistas y los de la Galería no tiene mucha capacidad de autocrítica, porque lo primero que han hecho es insultar a los vecinos de San Isidro, incluso con frases (que según ustedes son ofensivas, cuando en realidad no lo son) como conservadores por ejemplo, y otras insultantes como "cucufatos" o "intolerantes" (como si conocieran a las personas, pero igual les dicen cucufatos).

Parece que la tolerancia debe ser hacia los artistas, PERO NO HACIA LOS CATOLICOS.

Todos exigen tolerancia, los gays, los que insultan a la Iglesia, las feministas que impulsan el asesinato (aborto), PERO PARA LOS CATOLICOS NO HAY TOLERANCIA Y NO TIENEN DERECHO A RECLAMAR Y ALZAR SU VOZ, PORQUE INMEDIATAMENTE LES DICEN "INTOLERANTES".

Miguel Lopez, el tema es muy sencillo, no puede mofarte ni ofender las creencias de otros (aún cuando no haya sido la intención). Presumo que los artistas tienen mucha imaginación como para aferrarse a ridiculizar a imágenes católicas.

Lo cierto es que "el arte" en la exposición ha generado una ofensa a los católicos y es digno reconocer, pedir disculpas y corregir el error, es intolerante, obstinado y egoista decir "que a mí no me parece que ofende", prorque bajo ese supuesto, entonces yo puedo salir a la calle y decirle un par de lisuras a una persona porque "a mi me parece que las lisuras no ofenden porque todos dicen groserias, incluso en la televisión y es normal", y si la persona se OFENDE en vez de corregir el error le digo: "No seas cucufato, tu también hablas groserias".

La exposición era una ofensa para algunos, si el que expone no tiene valores, y no respeta, no significa que por ello este haciendo lo correcto.

Miguel López dijo...

hola víctor,
bueno primero decir que en ningún caso puedo responder por los comentarios de la galería, de los demás artistas, de cualquier insulto ajeno o por cualquier otra opinión que sea la mía.

yo creo que los católicos y cualquier otra persona, al margen de cualquier religión, tiene el derecho -yo diría el deber- de alzar de voz, de impugnar distintas normativas, que lo que intenten sea ubicarlo a fuerza en una posición donde cree que no le corresponde. estoy hablando de esa dimensión policial que asigna a los grupos sociales o a los individuos un lugar en una determinada estructura.

el problema es precisamente lo que tu señalas, pero de forma inversa. es decir que yo no puedo arrogarme la capacidad de decirle al otro aquello que es CORRECTO para él, y ejercer una fuerza sobre el otro. no puedo pretender decirle a los "gays" y a las "feministas" -utilizo estrictamente tus términos- dónde, cómo, y de qué manera ejercer su corporalidad. cuando ello sucede -sea a partir del Estado, la Iglesia, etc.- es precisamente donde uno debe alzar la voz y desclasificar esa subjetividad.

es demasiado arrogante emprender una lucha con la bandera de lo CORRECTO, eso es tan fundamentalista como Bush declarando una guerra al medio oriente, defendiendo su guerra bajo los mismos argumentos.
yo creo que está bien que se reclame si uno creo que se le ha ofendido. lo que me parece significativo es que una municipalidad reaccione de esa manera tan absurda frente a esos reclamos.
y como dije antes, para mi hay aquí una dimensión de clase muy arraigada y muy velada, donde cierta religiosidad burguesa occidentalista no puede mezclaridad con una religiosidad vernácula y popular. ese "insulto" que algunos asumen deviene también de todo ello, o quizá un profundo desconocimiento de cómo se configura las religiosidades y acaso se piensa que con solo leer el catecismo y saber orar ya se está cumpliendo con los presupuestos ideológicos de determinada creencia, sin desmontar su articulación histórica y cultural contingente y arbitria.

(ver mis comentarios más arriba y este post: http://arte-nuevo.blogspot.com/2008/11/una-censura-no-slo-religiosa-sino-de.html)