jueves, setiembre 27, 2007

Primer reporte desde Stuttgart

Debo disculparme por haber descuidado en algo el blog este mes pero la cantidad de compromisos cruzados ha hecho imposible que me siente de forma constante a postear. Ahora mismo escribo desde Stuttgart (Alemania), llegue ayer por la tarde, es decir hace menos de 24 horas. El viaje fue largo y agotador pero bastante tranquilo. Lo primero que hice al llegar a la ciudad fue diririgirme, con maletas y todo, al Kunstverein (http://www.wkv-stuttgart.de/) para encontrarme con Iris Dressler, la directora, y conversar durante un par de horas varios aspectos de los temas que nos reunen nuevamente.
Este segundo encuentro se perfila bastante bien, mucho mejor y mas afinado incluso del que tuvimos en el MACBA en Barcelona en mayo pasado. De hecho, una de las interrogantes principales planteadas por Iris al momento de convocarnos fue pensar la problematica que implica volver a poner en escena ciertas experiencias, acontecimientos del conceptualismo temprano o estrategias de comunicacion producidas por fuera de la institucionalidad, sin que ello implique una reduccion de
su potencialidad critica. Aunque claro, la contrapregunta es justamente si la mejor via para poder recuperar y reposicionar
aquellas experiencias es el espacio expositivo. Y las respuestas, en ese aspecto, vienen definidas por la especificidad de cada situacion.
De hecho recordaba -y le comentaba a Iris- que en el pasado Simposio en Mexico pude examinar dos formas de inscripcion interpretativa muy diferentes sobre un mismo suceso. Por un lado, la presentacion que hizo Patricia Rizzo alrededor de su reconstruccion sobre Experiencias ´68 en la Fundacion Proa, a 30 anhos del suceso original; y por otro, la recomposicion historica que ha procurado Ana Longoni desde su libro ´Del Di Tella a Tucuman Arde´ que ya habia leido mas de una vez, y en el cual analiza la deriva toda de lo que ella y Mariano Mestman llaman 'el itinerario del 68'. Contrapuesto asi, me parecia interesante comprobar las limitaciones evidentes del espacio exhibitivo para la correcta impregnacion de la densidad politica e historica que aquel acontecimiento arrastra, y que en el espacio de escritura se permite poner en friccion no solo la narrativa que Longoni y Mestman articulan sino tambien una serie de opiniones a traves de entrevistas a protagonistas varios que acentuan un conflicto que sobrepasa la mera materialidad de la obra. Incluso pienso que hubiera sido bueno que Ana nos acompanhara esta vez porque dada las condiciones de esta nueva discusion un caso como el de Ex-Argentina podria acaso echar luces criticas para pensar operaciones curatoriales de recuperacion desde un contexto ajeno.

En fin, ya pasando a otro tema debo decir que Stuttgart esta espectacular, al parecer -segun me comentaba Iris- esta ciudad es una de las mas boyantes y ricas de Alemania. Efectivamente el lugar es precioso y el Kunstverein es imponente, ya una amiga me habia comentado que esta institucion era una de las mas respetadas en el pais. Iris y Christ -quienes dirigen el espacio- estan curando actualmente una retrospectiva de Stan Douglas que se ve fabulosa y de la cual tendremos un tour en las proximas horas. El anho pasado estuvo tambien exponiendo por aqui nuestro querido Fernando Bryce, y tambien Antoni Muntadas, cuyos catalogos estan bastante bien. Aunque el catalogo que me ha impresionado ha sido el de Anna Oppermann en este mismo espacio. Hoy dia amanecio bastante lluvioso pero felizmente ha parado ya. Y bueno ya comentare mas una vez que comiencen las discusiones, ahora intentare caminar y descansar un poco mas. (disculpen la omision de tildes pero nunca pude encontrarlas en esta mac).

2 comentarios:

Ricardo Gutierrez dijo...

felicitaciones miguel! espero que los alcances de tu viaje por europa se reflejen en inciativas a nivel local lo que sin duda sera un hecho! ojala se te pueda ver posteando mas seguido!
felicitaciones!

rosa maría solari dijo...

Por fin Miguel, junto con Emilio, dos jovenes valores de la crítica que deberían ser tomados más en cuenta.