domingo, enero 28, 2007

Basta de racismo: Operativo Empleada Audaz

Hoy se realizó significativamente, en el balneario de Asia al sur de Lima, el Operativo Empleada Audaz: una protesta pacífica y simbólica frente el racismo y la discriminación étnica y económica existente no sólo en el sur de Lima sino en todos los sectores sociales de nuestra ciudad. La acción, impusada por la Mesa contra el Racismo de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (APRODEH, la sección peruana de Amnistía Internacional, el Grupo Impulsor contra el Racismo, la Casa de Panchita, entre otras instituciones), buscaba tres objetivos muy concretos:

1. Generar en la sociedad peruana una toma de conciencia sobre el racismo que se vive en múltiples situaciones de la vida cotidiana.
2. Visibilizar la condición de las trabajadoras del hogar, que se encuentran segregadas aún en los lugares donde existe mayor capacidad económica.
3. Oponerse a la usurpación de las playas por condominios y clubes.

La selección de Asia (km. 100 al sur de Lima) no es tampoco nada gratuita dado el modo en el cual se ha ido cerrando cada vez más el acceso a esta playa por las construcciones de condominios particulares, e incluso por los criterios raciales y religiosos a la hora se seleccionar a los socios dentro del balneario. E incluso, en algunos otros casos, prohibirles el acceso al mar a las trabajadores del hogar. Así, esta sencilla y simbólica acción de hoy consistió en una marcha y el ingreso al mar de una multitud de personas vestidas como empleadas del hogar, intentando llamar la atención y reflexión conjunta sobre la necesidad de vivir con respecto e igualdad en nuestra sociedad. Una notable iniciativa que esperemos impulse nuevas esfuerzos colectivos para denunciar, cuantas veces sea necesario, el maltrato y la discriminación racial tan terriblemente enraizados en nuestra sociedad.

Reproduzco aquí el Manifiesto que se hizo circular para la ocasión:


MANIFIESTO DE LA EMPLEADA AUDAZ

Nosotr@s, ciudadan@s e instituciones de la sociedad civil abajo firmantes, participamos en el Operativo Empleada Audaz al objeto de promover la reflexión pública sobre lo siguiente:

1) La discriminación en todas sus modalidades y en particular el racismo, por instituciones del Estado y ciudadanos en general, alcanza en el Perú dimensiones preocupantes. Resulta inadmisible que, pese a ser el Perú un país de ingresos medios, un amplio número de ciudadan@s- ningun@ de rasgos caucásicos- permanezcan en la exclusión. Este fenómeno atenta contra la dignidad del ser humano e impide nuestro desarrollo como país.

2) Lo que sucede en los balnearios de Asia, donde una minoría se apropia de lo que pertenece a tod@s, es una metáfora de lo que ocurre a nivel nacional. Por esta razón hemos elegido Asia como escenario de nuestro operativo.

3) En Asia una minoría de personas han usurpado la propiedad del litoral, pese a que la ley 26856 señala que las playas son bienes de uso público. Además en estos lugares se brinda un trato discriminatorio en función de las características raciales y económicas de las personas. Resulta perceptible a simple vista que los veraneantes tienen mayoritariamente rasgos caucásicos, mientras que las personas de otras características físicas desarrollan exclusivamente labores de servicio. Especial rechazo nos genera ser testigos de la situación de marginación y exclusión de los pobladores originarios de Asia, así como de otros balnearios de nuestro litoral.

4) A nivel de todo el país las Trabajadoras del Hogar son habitualmente sometidas a discriminación racial, económica, étnica, de género, etc. Pese a lo establecido por la Ley 27986 la mayoría de las Trabajadoras del Hogar reciben una pésima alimentación y un sueldo miserable, duermen en habitaciones infrahumanas, no reciben CTS ni vacaciones, no pueden recibir educación ni comunicarse libremente con sus familias, son abusadas sexualmente, etc.

5) En el caso de varios balnearios de Asia, a la vulneración de derechos en la esfera doméstica se suma una discriminación abierta e institucionalizada, que se expresa en prácticas de segregación contra las Trabajadoras del Hogar. Tal institucionalización del racismo y la discriminación resulta inadmisible en una sociedad democrática.

¡Basta de Racismo!

¡Basta de Discriminación!

6 comentarios:

Kinua dijo...

Salimos con una cámara desde el puesto de Amnistía en Miraflores ...esta es una veloz edición de lo que ocurrió el domingo: Video: Operativo Empleada Audaz

Miguel López dijo...

Hola! Muchas gracias por postear ese link!

Max dijo...

Todo bien por ello, pero lo terrible es que para esta iniciativa había que ir a “Eisha” que debe ser una de las playas más aburridas del mundo (bueno, el conjunto de playas en general de la zona) y, dada esa manía de creerse nice demarcándolo mediante los uniformes (el de “empleada” y el de “G.C.U.” –¡qué manía para la clonación!), definitivamente una de las playas más socialmente empobrecidas según los estándares que irónicamente pretenden representar –léase un balneario ideológicamente catalogable como “white” trash. Para eso me quedo con los Hamptons.

Adolfo dijo...

Los buenos deseos quedan supeditados a teoricos de cafe. Pagaste tu impuesto a la Renta? Tienes alguien en planilla? Si no es asi, que aportas a tu pais?

Hablar y hablar no lleva a nada.

Genera riqueza, paga tus impuestos, da trabajo y luego habla. Si despues de eso ganas dinero, enhorabuena, no es malo ganar dinero.

Por cierto, la discrimancion es odiosa, por ello no discrimines a los que tienen mas que tu, asimismo a los que son menos favorecidos que tu.

ivan esquivel dijo...

El racismo ya fue De la columna "Vuelo de libelo" por Mario Ghibellini somos 1052 03.02.07

"...Pero, precisamente, si alguien quiere meter el dedo en esa llaga, pensamos en esta pequeña columna que no puede hacerlo frívolamente. Y esa es la impresión que deja un piquete de muchachos, salpicado de figuras artísticas y animadores de la noche barranquina, que no tiene bien definido el caso que quiere hacerles a los pretendidos agentes de esa discriminación. Una impresión a la que contribuye, además, el hecho de que marchen con polos que ostentan la leyenda "el racismo ya fue", lo que sugiere que sencillamente ha pasado de moda, pero que hubo una época en la que sí era "in". La verdad es que uno se queda con la sospecha de que aquello tiró más para "happening" autocomplaciente de una cuadrilla de jóvenes y no tan jóvenes que acaban de descubrir que disfrazarse de empleada y meterse al mar "pone"."

mejor dicho imposible.

Max dijo...

Quizás los buenos deseos sean para teóricos de café (o coffee shop que suena más nice), pero el deseo –bueno o malo— es para toda persona que sea una persona.

Sobre los impuestos, hay varias cosas para preguntar, porque resulta amnésico pensar que pagar los impuestos es garantía de nada en un país en el que los impuestos han sido un botín de pocos. Tampoco sugiero que no se paguen. Sólo hago una pregunta de teórico de café (double latte, semi-decaf con dos de splenda, por favor). Un poco yendo al mismo punto, el escepticismo sobre la palabra, en su dimensión positivistamente categórica, recuerda (anamnesis anyone?) un espectro histórico que va desde los eslóganes del odriismo hasta el pseudo-pragmatismo de un cierto presidentucho/dicatorsucho que fue muy astuto en eso de redistribuir los tributos (tipo Robin Hood, pero al revés).

Hay, por cierto, un razonamiento que me parece preocupante, según el cual un derecho humano, como es el de la libre expresión, debe estar supeditado a los aportes materiales de un ciudadano. Y la cosa es que ese tipo de razonamiento, si hacemos un poco de memoria, ha correspondido no a los “dicatdorsuchos” como aquel aludido, sino a los fascistas mayúsculos de primera mitad del siglo XX.

Iván, muy buena cita. Mi única duda es si acaso cuando se señala lo “autocomplaciente” se hace para dar cuenta del poco filo crítico de la acción/ evento/ happening/ whatever o porque la autocomplacencia está mal vista –cosa preocupante para todo defensor ferviente del derecho inalienable a la masturbación. Aún así sea con disfraz.